Google prepara una API con la que pretende decir adiós a las contraseñas

Google prepara una API con la que pretende decir adiós a las contraseñas

La tecnología recopilaría información sobre nosotros de varios factores para así desbloquear el uso de aplicaciones en Android.

Uno de las materias que aún no ha podido ser resuelta en plenitud por las compañías de tecnología es la seguridad y las posibles filtraciones en los sistemas. Si bien existen métodos como las contraseñas o métodos de reconocimiento (como los sensores de huella dactilar), todavía están lejos de ser perfectos. Es por ello que desde Google quieren poner en marcha un proyecto que diría adiós a los passwords o claves y que se llama Trust API.

De acuerdo a Tech Crunch, se trata de una interfaz que permitiría a los desarrolladores  hacer que  cualquier servicio funcione sin la necesidad de tener que poner algún código. Por el contrario, el objetivo es poder utilizar una combinación de señales para que así los dispositivos se anticipen a la hora de detectar a los usuarios.

Esta API proviene de la evolución de Project Abacus, que fue revelado durante el Google I/O del 2015 y que tomaba distintos patrones de identificación, como la velocidad de tipeo, ubicación y reconocimiento de voz.  La recopilación de toda esta información se hace en un segundo plano y así se genera un promedio o nivel de confianza (denominado “Trust Scores”) para así reconocer a los dueños de los dispositivos y desbloquear las aplicaciones.

Ahora, la compañía de Cupertino mencionó en un evento de bajo perfil en el marco del I/O 2016 que la interfaz estará en manos de los desarrolladores a fines de este año y que varias entidades financieras de renombre comenzarán a trabajar en ella desde junio, siendo un paso importante a las pruebas universitarias que se realizaron previamente.

No es novedad el camino que está tomando Google en cuanto al desbloqueo de equipos sin contraseñas. Recordemos que ya está desde Android Lollipop la tecnología llamada Smart Lock, que permite habilitar dispositivos desde lugares de confianza, con reconocimiento facial o si se conecta a otros equipos que sean reconocidos por nosotros.

De todas formas, las principales distancias con esos métodos radican en que ahora con la Trust API, las aplicaciones podrían requerir ciertos promedios o niveles de confianza para que funcionen, por lo que por ejemplo si necesitamos utilizar algún programa relacionado a un banco, necesite recopilar información de más parámetros o factores que los que se requieren para hacer funcionar un videojuego.