¿Por qué nos cuesta dormir un lugar que no sea nuestro hogar?

¿Por qué nos cuesta dormir un lugar que no sea nuestro hogar?

Todo es culpa de nuestro cerebro y su estado de vigilancia.

A muchos nos pasa que no podemos dormir en otro lado que no sea nuestra cama y cuando nos quedamos en un hotel o en casa en alguien más nos cuesta mucho conciliar el sueño. Este fenómeno conocido como “efecto de la primera noche” fue objeto de estudio para un grupo de científicos de la Universidad de Brown y lograron descubrir a qué se debe este hecho.

Cuando dormimos en un lugar nuevo, uno de los hemisferios de nuestro cerebro se queda más despierto que el otro durante la etapa del sueño profundo, con el fin de estar activo en caso de emergencia, algo así como ‘dormir con un ojo abierto’. Unos de los autores del estudio, Masako Tamaki afirmó que “este estado medio dormido y medio despierto puede funcionar como una manera de monitorear entornos desconocidos“.

Este estado ‘vigilante’ es similar al que tienen algunos animales. Los delfines, por ejemplo, duermen con un hemisferio activo y el otro apagado, de esta manera pueden dormir y a la vez estar alerta, al igual que los pájaros.

Para llegar a ese resultado, lo que hicieron fue trabajar con 35 voluntarios, de los cuales obtuvieron sus neuroimágenes. Con esto identificaron que en la primera noche de sueño, los hemisferios derechos de los estudiados permanecían dormidos mientras que los izquierdos estaban parcialmente activos. Dado que los investigadores monitorearon a los voluntarios solo por 90 minutos es probable que los hemisferios del cerebro se vayan turnando para el modo vigilante.

Para probar qué tan propensos a despertarse eran los participantes los científicos hicieron sonidos muy altos para ver qué pasaba. Resulta que cuando oyeron un sonido muy fuerte su hemisferio izquierdo se activó inmediatamente. Esto se debe a que nuestro cerebro está alerta ya que percibe a los sonidos extraños como una amenaza.

Aún no pueden determinar por qué es el izquierdo el que se mantiene activo en la primera noche. Ya sabemos lo complicado que el cerebro para estudiarlo así que de todas maneras este pequeño resultado significa un gran avance en lo que respecta a los fenómenos del sueño.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.