Samsung quiere mejorar los teléfonos que vende en mercados emergentes

Samsung quiere mejorar los teléfonos que vende en mercados emergentes

La compañía surcoreana espera volver a los años de gloria en países asiáticos con un método que varios expertos creen que no los ayudará en el largo plazo.

Hasta 2013, Samsung era la empresa líder de venta de teléfonos en varios mercados importantes, como eran los casos de China, India e Indonesia. Sin embargo, la aparición de marcas que ofrecen equipos con características de gama alta a mejores precios hizo que la compañía surcoreana perdiera ese sitial, obligándolo a buscar una mejor alternativa: Vender equipos con características de un terminal premium a bajos costos y precios.

The Wall Street Journal realizó un reportaje acerca de la estrategia que está realizando la firma, explicando que, por ejemplo, han decidido comercializar smartphones como el Samsung Galaxy J2, que se ajusta a los bolsillos de los consumidores de los países anteriormente señalados.

Para seguir teniendo una mejor participación, la empresa apostaría por reducir los costes de producción y reducir la cantidad de modelos que lanza a la venta, para así poder llegar a una mayor cantidad de consumidores y adaptarse a la realidad de estos, quienes no están dispuestos a pagar por un equipo tan caro, pero sí lo harán por uno que tenga buenas características y a precios convenientes.

Un método por el que Samsung estaría apostando fuerte, pero que algunos expertos no creen que pueda revertir el mal panorama por el que atraviesa la compañía. De hecho, el medio reporta que aquello puede traer consecuencias en los márgenes de beneficio de la empresa y que si bien serviría como un aliciente para recuperar su participación en los mercados emergentes, no es una solución para largo plazo.

A esto, se suma que la empresa quiere recuperar su cuota global, que el año pasado bajó hasta el 22,3%, cuando en 2013 su participación era del 31%. Además, sus márgenes de beneficios cayeron del 16,1% al 8,9% de 2014 a 2015.

De todas formas, la estrategia que ha aplicado Samsung los ha llevado a tener buenos números durante los últimos trimestres en India e Indonesia. Sin embargo, es en China donde aún no se ha podido recuperar del todo.

¿Será una buena estrategia la que realizan?, ¿no traerá esto alguna consecuencia negativa para la imagen de la marca?, solo el tiempo lo dirá.