Iris: cuida tus ojos por las noches mejor que f.lux [FW Labs]

Iris: cuida tus ojos por las noches mejor que f.lux [FW Labs]

Multiplataforma, potenciado con inteligencia artificial y plagado de múltiples funciones.

Muchas personas, como tú y yo, tenemos demasiado qué hacer en la computadora, lo cual en ocasiones nos toma más tiempo del esperado y extendemos el trabajo por las noches. Sin importar su procedencia, de ninguna manera es saludable para nuestros ojos, ya que provoca una sensación de cansancio que puede conllevar al estrés.

Afortunadamente existen soluciones como f.lux, software para el cuidado de los ojos que aplica un filtro de color cálido conforme a la ubicación, basándose en la hora del amanecer y el atardecer. De hecho, es bastante funcional, pero está un tanto limitado, por lo que uno desearía encontrar en una herramienta como tal funciones más avanzadas, sobre todo con respecto al brillo.

Si realmente te creías afortunado por tener a f.lux, espera conocer a Iris, más que una alternativa, la mejor herramienta para cuidar tus ojos en las noches de trabajo pesado y tareas pendientes. A partir de ahora conocerás un nuevo concepto en cuidado de la vista, combinado con productividad e inteligencia artificial, todo en un software multiplataforma.

Iris como producto del trabajo pesado

(cc) Anders Adermark / Flickr

Como siempre, nos preguntamos de qué va el tipo de software que promete evitar el cansancio de la vista aplicando filtros, si pareciera que nos basta con reducir el brillo. La idea es conservar el nivel del brillo durante el día, para estar afín a la tonalidad de la luz del sol, mientras en la noche se aplica un filtro de color cálido que reduce el impacto del brillo en los ojos.

Ese es exactamente el principio de Iris, un software originalmente desarrollado por estudiantes programadores que pasaban horas frente a la computadora y sufrían de cansancio en los ojos. Luego de ganar en una competición, sus responsables lo abandonaron y posteriormente sólo uno de ellos regresó para mejorarlo y continuar trabajando en él.

Así surgió Iris Tech, de la mano del programador Daniel Georgiev, la compañía que ofrece Iris para Windows, Mac OS X y Linux en modelo freemium para poder sostenerse, ya que sólo es administrada y mantenida por él mismo. También están disponibles versiones anteriores completamente gratis, aunque sin características que se fueron añadiendo en cada nueva versión.

Simplicidad y utilidad

En una ocasión anterior hablamos del funcionamiento de f.lux y cómo puede usarse para ayudarnos a superar las noches de trabajo largas. Así como esta herramienta, Iris es un software sencillo que puede volverse complejo, según las necesidades del usuario. No hace falta adentrarse en las funciones avanzadas para configurarlo, sino sólo descargar e instalar.

Hecho esto, la herramienta empezará a ejecutarse en segundo plano y mostrará opciones de configuración básica, como la selección del color del filtro de noche, el nivel de brillo predeterminado, la ubicación por defecto y una función extra para mejorar la productividad del usuario al recomendar un ligero descanso cada cierto lapso de tiempo.

Hasta ahí, sólo una de las opciones que se mencionaron no están presentes en otras herramientas, como el mismo f.lux. La opción para descansar es un extra que sirve para reducir la tensión y el cansancio de la vista, tras varias horas de trabajo frente al monitor, lo cual encontrarás muy útil, sin importar la prioridad de tus tareas.

Más abajo, en la interfaz principal, se puede acceder a las configuraciones avanzadas que se encuentran distribuidas en aproximadamente 24 apartados. De hecho, todo lo que te puedas imaginar y pedir de un software como Iris, incluidos inteligencia artificial, efectos y restricciones, están disponibles en cada uno de ellos.

Configuraciones avanzadas

En un software, lo que más suele interesar son las configuraciones, por la capacidad que brindan al usuario de modificar sus características. Iris es fiel a la variedad y para muestra los diferentes apartados, de los cuales mencionaremos sólo las opciones de configuración avanzadas más relevantes.

Diferentes apartados para configuraciones específicas, como la modificación de la temperatura del color del filtro, el nivel de brillo y si ambos serán administrados manualmente. Tampoco pueden faltar los efectos de color, para los más exigentes, entre ellos la inversión de colores, escala de grises, sepia, etcétera.

Por otra parte, si quieres cambiar la ubicación o habilitar el filtro de Iris conforme a una hora en específico, puedes hacerlo estableciendo valores manualmente. La función de descanso también tiene su propio apartado de configuraciones avanzadas, en la cual puedes cambiar la prioridad, la duración de aplazamiento o habilitar sonidos para las notificaciones.

Y si de productividad se trata, la función de descanso no es la única que promete potenciarla, ya que incluso se pueden bloquear sitios web o aplicaciones mientras Iris está activado. Por el contrario, también hay restricciones para evitar interrupciones en procesos específicos, útil de implementar en software multimedia.

Comportamiento e inteligencia artificial

Como era de esperar, el usuario puede habilitar la opción para que el software inicie con el arranque de Windows, automatizando su funcionamiento desde el inicio. Esto es sólo parte del comportamiento del software, como quitar el icono de la barra de tareas y mostrarlo sólo en la barra de notificaciones, mientras Iris continúa ejecutándose en segundo plano.

Algunas opciones permiten cambiar el comportamiento de otras configuraciones avanzadas, como detectar el uso del mouse para pausar la función de descanso en caso de inactividad o bloquear el teclado cuando tenga prioridad estricta. Y si la computadora empieza a ralentizarse, Iris puede modificar parámetros visuales, con el fin de reducir el consumo de recursos.

Por otra parte, una de las capacidades más atractivas de Iris hace uso de la inteligencia artificial, mezclando parámetros como la condición de luz, detección del rostro y del parpadeo de ojos. Para ello se utiliza la cámara web, pues los valores determinan la mejor iluminación y el usuario se evita el ajuste manual de configuraciones.

En otras palabras, Iris no sólo es otro software que aplica filtros cálidos para evitar el cansancio de la vista, sino que también responde a estímulos para ajustar automáticamente el brillo, por ejemplo, bajo ciertas condiciones de luz, además de identificar cuándo parpadea el usuario para acompañarlo en el reenfoque de la imagen.

Iris en todas partes

Las bondades de una herramienta como Iris no pueden pasar desapercibidas, ni siquiera en plataformas donde hay gran variedad de aplicaciones que ofrecen funciones similares y en otras donde están integradas por defecto. El hombre a cargo de su desarrollo está consciente de ello y en GitHub ya hay señales del trabajo en versiones para Chrome, Android e iOS.

Reiterando la disponibilidad de Iris, el software freemium está disponible para su descarga con todas las funciones habilitadas, pero sólo durante 4 horas al día. Amablemente, el desarrollador incluyó una opción para pausar la herramienta cuando no se esté usando, evitando que se consuma el tiempo gratuito.

Por un lado, si quieres apoyar su desarrollo, puedes adquirir la licencia de un mes por USD$10, que bien podría extenderse hasta un año si usas Iris sólo cuando lo necesitas. También puedes probar la versión 0.2.9, gratuita y sin limitaciones, tomando en cuenta que algunas de las funciones mencionadas previamente podrían no estar disponibles.

Iris – Iris Tech

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.