Investigadores descubren cómo robar PI de objetos 3D con los sonidos que emite la impresora

Investigadores descubren cómo robar PI de objetos 3D con los sonidos que emite la impresora

Afirman que captando esos ruidos pueden obtener información sobre el diseño de objetos y robar su propiedad intelectual.

Un grupo de investigadores de la Universidad de California en Irvine descubrieron una falla en la seguridad de las impresiones en 3D y afirmaron que se puede realizar ingeniería inversa de un objeto impreso -y descubrir como fue diseñado- tan solo grabando y procesando el sonido que emite la impresora 3D en funcionamiento.

El equipo, liderado por el ingeniero eléctrico Mohammad Al Faruque, llegó a este resultado al examinar la física detrás de las impresiones en 3D, analizando la relación entre la información y el flujo de energía. Sobre esto, Al Faruque afirmó: “De acuerdo a las leyes de la física, la energía no se consume, se transforma a otra; por ejemplo, la electromagnética a la cinética. Algunas formas de energía son traducidas de manera muy útil; otras se convierten en emisión, las cuales sin querer pueden revelar información secreta“.

Los zumbidos y ruidos que emite la impresora 3D dejan un rastro de los movimientos que realiza ésta, entonces al grabarlos se puede reproducir el sonido al revés y captar el diseño del objeto. Incluso basta con colocar un smartphone al lado de una impresora para que éste capte señales acústicas, la cuales llevan mucha información sobre su diseño. De esta manera, se podría hacer uso de la propiedad intelectual ajena de cualquier objeto impreso en 3D y copiarlo.

Los sistemas de las impresoras en 3D van transformando la información digital del código fuente para construir algún objeto, el cual va siendo impreso capa por capa. Este código (G-Code) puede que esté cifrado, pero cuando la impresora recién comienza a realizar su función ésta revela su información con los sonidos.

“Si el proceso y la información del producto es robada durante la fase de prototipo, las compañías podrían contraer grandes pérdidas monetarias. No existe un modo de proteger estos sistemas de un ataque hoy en día, pero posiblemente sí lo habrá en un futuro”, dice Al Faruque.

El ingeniero sugiere que quienes desarrollan las impresoras implanten sistemas en éstas para que no emitan sonido. También propone que se debe evitar que la gente lleve sus celulares cerca de áreas con objetos que están siendo impresos, sobretodo en fase de prototipo, ya que los smartphones pueden captar una gran cantidad de emisiones.

Los investigadores lograron cerca de un 90% de precisión usando el sonido para el proceso de copia de un objeto. Presentarán su estudio en la Conferencia Internacional de Abril de Sistemas Ciber-físicos en Viena.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.