Qué hacer si tu PC se actualizó sin avisar a Windows 10

Qué hacer si tu PC se actualizó sin avisar a Windows 10

¿Volver atrás o ceder ante las características del nuevo sistema operativo?

Volvió a suceder y esta vez con mayor impacto, pues usuarios de redes sociales reportaron a primera hora de ayer que sus computadoras con Windows 7 y 8.1 comenzaron a actualizarse sin previo consentimiento a Windows 10. No sería la primera vez y en esta ocasión resonó en diferentes partes del mundo.

Semanas después que Microsoft decidiera hacer de Windows 10 una actualización recomendada, usuarios de Reddit reportaron que sus equipos fueron actualizados automáticamente justo después de encender el equipo y otros luego de volver a su computadora tras un momento de distracción.

 

La compañía de Redmond fue más agresiva en esta ocasión y se pudo notar la tensión y molestia de algunos usuarios en las redes sociales. Quienes estuvieron al frente de su computadora todo el tiempo mencionaron que no se les notificó sobre la actualización, mientras otros se quejaban porque su antivirus era reemplazado por Windows Defender al finalizar el proceso.

Nada podían hacer al respecto y en ocasiones se toparon con mensajes de error, acrecentando la molestia porque tomó demasiado tiempo actualizar a Windows 10 desde Windows 7 y 8.1. La buena noticia para todos ellos es que es fácil regresar a la versión anterior, o bien, también pueden aprovechar para conocer las nuevas características del sistema operativo.

No sé por dónde empezar, ¿qué es todo esto?

Durante todo este tiempo la mayoría de las personas que han preferido mantenerse en Windows 7 u 8.1 son aquellas que temen al cambio. Muchos no son expertos en software, generalizando el término, así que no quieren complicarse la vida gastando su tiempo en una actualización que probablemente no van a disfrutar.

Perderse en Windows 10 puede ser más grave si el usuario no tuvo la más mínima experiencia con Windows 8.1, pero no hay por qué alarmarse. Antes de tomar una decisión equivocada, ¿por qué no echar un vistazo a lo que ofrece el sistema operativo? Y aquí nos ahorraremos los detalles, pues en algún momento les contamos sobre todas sus novedades.

Entre ellas, el asistente virtual Cortana (disponible en español de España), el nuevo navegador Microsoft Edge, el menú inicio rediseñado y mejorado, la Plataforma Universal de Windows (UWP), su integración con la nube de OneDrive, las mejoras en el apartado estético con respecto a versiones de Windows anteriores, entre otras características.

El que Windows 10 estuviera disponible como actualización gratuita sólo significaba que Microsoft haría de su producto Windows un servicio, ofreciendo a priori actualizaciones constantes con más características y mejoras. Esto implica la supervisión de Microsoft mediante los famosos servicios de telemetría, los cuales, por si no sabías, también fueron integrados en Windows 7 y 8.1.

Un extra a considerar de la actualización forzada es que los usuarios de Windows 7 están expuestos ante amenazas, ya que el soporte técnico principal finalizó a principios del año pasado. Por otra parte, Windows 8.1 recibirá soporte por parte de Microsoft hasta principios de 2018, mientras que Windows 10 lo tendrá hasta el año 2020.

¿Qué tal si no me interesa y quiero regresar?

Porque no siempre se puede convencer a alguien para quedarse, existe una forma de regresar a la versión de Windows desde la cual se actualizó. Toma en cuenta que el proceso de degradación tomará un tiempo similar al necesario para el proceso de actualización, dependiendo de la cantidad de archivos que tengas en tu computadora.

El primer paso es visitar al reemplazo del Panel de Control, la aplicación Configuración, disponible desde el menú inicio. Ahí encontrarás el apartado Actualización y seguridad, dentro del cual está disponible el menú Recuperación y en él están disponibles tres opciones, entre ellas la degradación, cuya vigencia es de sólo 30 días a partir de la actualización.

Hacer clic en la opción Volver a Windows 7 o Volver a Windows 8.1, según sea el caso, mostrará algunas pantallas solicitando detalles sobre la razón de la degradación, puntos a considerar como, por ejemplo, que ciertos programas o configuraciones se perderán, así como asegurarse de recordar la contraseña previamente configurada para iniciar sesión.

Quizá lo primero que debes saber es que, según me contó el compañero York Perry, existe la posibilidad de que tras haber deshecho la actualización ésta no volverá a instalarse de manera forzada. Tal vez Microsoft entendió que Windows 10 no te importaba en lo más mínimo y por eso decidió dejarte en paz.

Quiero asegurarme de que no vuelva a suceder

(cc) Guyon Morée / Flickr

Puede que no confíes en Microsoft después de esto, así que quieres asegurarte de que algo así no vuelva a suceder. Como te comentamos en una nota anterior, ya que Windows 10 se convirtió en una actualización recomendada, la manera más fácil de evitarlo es modificando la configuración de Windows Update.

Otra manera es confiando en la variedad de herramientas que sirven para bloquear la actualización y la aplicación Obtener Windows 10 (GWX). Entre ellas se encuentra Aegis, un script que bloquea todas las actualizaciones que tengan qué ver con Windows 10, además de GWX Control Panel, cuya función es desactivar GWX si ya se encuentra instalado.

Recuerda que tras haber actualizado a Windows 10 desde una versión legítima de Windows 7 u 8.1 el sistema operativo quedó activado con derechos digitales, por lo que si en algún momento te arrepientes y quieres actualizar, puedes descargar la imagen ISO del sistema operativo y actualizar manualmente o simplemente realizar una instalación limpia.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.