Polémica investigación afirma que Dios creó la mano humana

Polémica investigación afirma que Dios creó la mano humana

Esta sí es la verdadera "Mano de Dios".

ACTUALIZACIÓN: A pesar de la confusión inicial el autor argumentaba un error de traducción, el equipo de PLOS ONE ha terminado por modificar (por tercera vez) su postura para ofrecer una disculpa pública por la publicación de esta investigación.

NOTA ORIGINAL: Mientras los simples mortales debatimos de manera encarnecida si el primer tráiler de la nueva cinta de Ghostbusters apesta o no, la comunidad científica se encuentra enfrascada en una trifulca mucho más elaborada, todo a causa de una “investigación” científica en donde se concluye que la mano del hombre no pudo ser otra cosa más que una obra del mismísimo Creador.

El documento, escrito por Cai-Hua Xiong de la Universidad de Ciencias y Tecnologías de Huazhong, en la ciudad de Wuhan, China, fue publicado en PLOS ONE  el pasado mes de enero bajo el inofensivo título de “Características biomecánicas de coordinación de la mano en la ejecución de actividades en la vida diaria”, el estudio parece cumplir con todo el rigor científico, hasta llegar al apartado de conclusiones en su síntesis:

El vínculo funcional explícito indica que las características biomecánicas de la arquitectura conjuntiva tendinosa entre los músculos y articulaciones no es otra cosa más que el preciso y adecuado diseño de El Creador, para llevar a cabo una multitud de tareas diarias de una manera cómoda.

Esa simple declaración termina alterando el curso y enfoque completo del documento, podría parecer algo incidental, pero en realidad Xiong lo termina reafirmando en otro apartado, al señalar sin mayores vueltas que la arquitectura de la mano es efectivamente obra de el Creador.

Las reacciones de la comunidad científica, según reporta Gizmodo, no se hicieron esperar en cuanto detectaron la afirmación hace unas horas y explotaron en redes sociales como Twitter, originando el hashtag #HandOfGod (Mano de Dios), que sigue activo hasta la fecha.

Pero todos en América Latina sabemos que sólo existe una Mano de Dios: