iFixit dice que el Samsung Galaxy S7 sería muy difícil de reparar

iFixit dice que el Samsung Galaxy S7 sería muy difícil de reparar

Abrir un Galaxy S7 puede terminar muy pero muy mal.

Ha llegado el esperado momento del lanzamiento mundial del Samsung Galaxy S7 y con ello la intervención obligada de los aguafiestas de iFixit para revelar qué tan complicado sería reparar el nuevo terminal en caso de alguna descompostura. Las noticias no son buenas, hace un año se mostró difícil desarmar un Galaxy S6, y ahora su sucesor es mucho más problemático.

De acuerdo con el análisis extenso de iFixit, el nuevo Galaxy S7 es una obra de arte de ingeniería de componentes y ensamble, pero también representa un verdadero dolor de cabeza para abrir y extraer cada pieza de su hardware. El principal problema, según deja entrever el reporte, reside en los sellos y películas protectoras que cuidan al terminal contra filtraciones de líquidos, ya que a la hora de retirarlos es posible fastidiar el teléfono.

Otro punto de cuidado sería el display, ya que cualquier movimiento en falso a la hora de desarmar el teléfono puede derivar en la destrucción completa del cristal de la pantalla, de manera que intentar abrir el Galaxy S7 sería una cosa tan delicada que resulta recomendable comprarle una carcasa protectora para reducir el riesgo de que la inversión de su compra termine en el bote basura.

Los chicos de Ubergizmo señalan en su evaluación final el Galaxy S7 obtuvo una calificación de 3/10 dentro del esquema de iFixit, un punto menos que el registro logrado por el Galaxy S6 en 2015, lo que significa que se trata de un dispositivo mucho más difícil de reparar.

Habrá que pensarlo dos veces antes de comprar este smartphone.