Philae no fue rescatado y Agencia Espacial Europea prepara su despedida

Philae no fue rescatado y Agencia Espacial Europea prepara su despedida

Vuela alto, amigo. La Agencia Espacial Europea no logra rescatar la sonda en su última oportunidad.

Desde hace un par de semanas la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), inició su última misión de rescate para reactivar al robot de exploración Philae, atorado dentro de un precipicio del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Debido a la posición y trayectoria del astro esta sería la única oportunidad que tendrían antes de perder contacto absoluto con el dispositivo, por desgracia no se logró el objetivo y ha llegado el momento de despedirse de este amigo.

La ESA estaría deliberando el protocolo para dar por “muerto” a Philae, según Scientific American, cancelando de manera definitiva la misión destinada para el robot. Sería necesario que los países involucrados en su financiamiento, Alemania, Francia, Italia y España, tuvieran una reunión extraordinaria para realizar la votación y comunicar la decisión oficial, pero parece que no hay vuelta de hoja, todos los factores están en contra y la despedida de Philae es inminente.

Ha llegado el momento

Desde la última misión de rescate el panorama era complicado y claro: la Agencia Espacial Europea tenía hasta finales del mes de enero para restablecer contacto, ya para estas fechas las condiciones en el cometa ya se han vuelto hostiles para el robot y vuelven virtualmente imposible su activación.

Philae necesitaría recibir suficiente luz en sus paneles solares (cubiertos ya de polvo) para suministrarle energía, algo que no sucederá si se encuentra atascado al fondo de un cráter, a la par que su temperatura no debería caer por debajo de -51 ºC, pero la trayectoria del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko va cada vez más lejos del sol.

Para rematar la sonda espacial Rosetta, nave de donde se lanzó a Philae para aterrizar en el cometa, concluirá su misión en septiembre de este mismo año con su desactivación, eliminando cualquier posibilidad de intermediario entre la Tierra y el robot.

Hay que ver el lado positivo, tal vez en un futuro muy lejano se convierta en la nueva versión de Wall-E.