Los estudiantes prefieren los libros físicos a los ebooks

Los estudiantes prefieren los libros físicos a los ebooks

En la guerra de los libros físicos versus los eBooks, el papel sigue siendo el preferido de los estudiantes.

Con la llega de los eBooks, y los lectores de libros electrónicos, muchos pensábamos que el papel estaría sentenciado a morir. Sería una muerte lenta, pero segura, sobre todo porque cada generación de lector de ebooks incluye funciones que lo hacen cada vez más parecido a los libros que sustituyen, pero con la practicidad de cargar en un dispositivo uno, dos, tres o miles de libros. A pesar de esto, la realidad es muy distinta.

El profesor Naomi Baron, de la American University, realizó un estudio en donde encontró que el 92% de los estudiantes prefieren los libros de verdad, que su versión digital. Este análisis, incluyó 300 estudiantes universitarios de Estados Unidos, Japón, Alemania y Eslovaquia.

¿A qué se debe esa fuerte preferencia hacia los libros de papel?

Según declaraciones de Baron, recopiladas por Mashable:

“Existen dos grandes problemas. El primero, es que dicen que se distraen, son llamados hacia otras cosas. El segundo tiene que ver con el cansancio visual, dolores de cabeza e incomodidad física”.

Esto tiene sentido si consideramos que muchas personas leen sus ebooks en computadoras, tabletas y smartphones, en donde el brillo de la pantalla es incómodo y causa las molestías que Baron menciona. En este sentido, no queda duda que el papel es infinitamente superior para la comodidad de las personas.

(cc) Flickr | Zhao !

Pero si hablamos de lectores electrónicos, como el Kindle de Amazon, vemos que sus pantallas son lo más parecido que hay al papel. Utilizan tinta electrónica, y algunos emiten un brillo que ayuda a leer de noche, sin caer en los extremos de las pantallas tradicionales de LCD, LED, OLED, entre otras. Estos lectores electrónicos, no ocasionan los estragos visuales que las tabletas, por ejemplo. Entonces, ¿por qué siguen prefieriendo los libros de verdad?

Por el gusto de los libros físicos. Por esa parte romántica de tocarlos, de olerlos y de coleccionarlos. O al menos eso respondieron los estudiantes cuando se les preguntó acerca de su preferencia por lo libros tradicionales.

Y tiene sentido, las personas tenemos que ver y sentir nuestras posesiones para realmente creer que son nuestras y que están ahí. Y a pesar de pensar que esta tendencia está cambiando, estoy seguro que muchos de nosotros seguimos leyendo libros en papel, comprando videojuegos en formato físico y, en general, prefiriendo lo tangible a lo intangible.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.