Hombre ganó demanda contra Apple por pantalla rota de un Apple Watch

Hombre ganó demanda contra Apple por pantalla rota de un Apple Watch

La compañía norteamericana se negó a cambiarle el wearable, lo que desencadenó un largo juicio en Inglaterra.

Muchas personas cuando compran un producto y ven que viene con algún defecto, apelan a la garantía de este para poder cubrir la reparación de este, aunque a veces las compañías se defienden diciendo que ciertos eventos no son cubiertos con este “beneficio”. Fue algo así lo que le pasó a Gareth Cross, un inglés que tuvo un problema con un Apple Watch, que logró ganar un juicio ante la empresa de Cupertino.

De acuerdo a la BBC, el caso surgió luego de que el británico adquiriera este wearable y notara luego de 10 días de haberlo adquirido que tenía una fisura en la pantalla. Hizo el respectivo reclamo en una tienda de Apple, esperando que la garantía le cubriera una devolución o reparación del reloj inteligente, pero desde allí le dijeron que eso no sería posible.

Todo esto provocó que ambas partes fueran a un juicio, que se extendió por 6 meses y que el propio Cross pensó que no resultaría ganador, pero lo contrario pensó la justicia británica, que falló a favor de él y obligó a Apple a pagarle 429 libras (USD$ 626,32) por los costos tanto del producto como de los gastos judiciales.

El juez a cargo de la causa además estipuló que la compañía norteamericana había roto el contrato con su cliente, al objetarle el cambio del Apple Watch, considerando además que este se promociona como “resistente a rayones”. A raíz de esto, la empresa decidió cambiar en la descripción del wearable esta característica, para evitar problemas con otros consumidores.

Sobre el tema, Cross detalló que si bien se tenía confianza en cuanto a ganar el juicio, sí sintió en algunos momentos que sería estresante, porque mal que mal se estaba enfrentando a su parecer contra “la compañía más valiosa en el mundo”.

A pesar de la experiencia, el inglés parece que no quedó disconforme porque señaló que volverá a comprar otro Apple Watch, ya que “en los 10 días que lo tuve realmente me gustó”, aunque sostuvo que es probable que espere que salga el próximo modelo. Por lo visto, los de Cupertino no lo hicieron mal después de todo.