Esto le sucede a un Moto X Force tras caer a 300 metros de altura

Esto le sucede a un Moto X Force tras caer a 300 metros de altura

El Moto X Force se enfrenta a su mayor prueba de resistencia.

Desde su presentación el Moto X Force (también conocido como Droid Turbo 2) ha sido promocionado como un smartphone virtualmente irrompible, en razón de su diseño y materiales, que corregían una de las mayores fallas y debilidades del Moto X de segunda generación.

Pero hacía falta que este modelo fuera sometido a una prueba de resistencia extrema, como por ejemplo estrellarse contra el suelo en caída libre a 1.000 pies de altura, algo así como 304,8 metros.

Los chicos de canal de YouTube iGyaan tuvieron la disparatada idea de montar este retorcido experimento, donde se han trepado a una avioneta para volar a más de 300 metros sobre el suelo para dejar caer el Moto X Force en la tierra de un campo despejado, y los resultados francamente son bastante impresionantes.

Cualquiera esperaría al menos una fractura breve en el cristal o alguna abolladura en el cuerpo del terminal, pero ni la pantalla, ni la estructura del smartphone parecen haber sufrido un daño serio, a pesar de haber descendido a una velocidad aproximada de entre 280 y 360 kilómetros por hora, según reporta Trusted Reviews.

La tecnología Shatter Shield de Motorola permite que los lentes exterior e interior protejan la capa táctil y el panel flexible AMOLED, todos ellos colocados por encima de una capa de aluminio rígida, y convierten al Moto X Force en un smartphone que pareciera casi indestructible.

La resistencia de la pantalla es la protagonista absoluta de esta impactante prueba. Nada mal para un teléfono inteligente que cuesta apenas USD $599.