El contraataque de Napster en Latinoamérica: "La gente se olvidó del tema de la piratería"

El contraataque de Napster en Latinoamérica: "La gente se olvidó del tema de la piratería"

En el marco del Mobile World Congress 2016 conversamos con Tiago Ramazzini, Vicepresidente para Brasil y Latinoamérica de la compañía.

Lars Ulrich “Secuestraron nuestra música sin preguntarnos”, 13 abril 2010.

Fue un 13 de abril de 2000 cuando la popular banda Metallica demandó a Napster en una corte de California, Estados Unidos. El programa P2P que fue sensación a finales de la década del 90 y que nos permitió descargar miles de canciones en formato MP3 de forma gratuita, originó la molestia del baterista Lars Ulrich, cuando la canción "I Dissapear" para la película Missión Impossible 2 se había filtrado en la plataforma y fue descargado de forma ilegal por más de 350.000 personas.

En 2001 la banda de heavy rock ganó la pulseada en la corte y generó una nueva forma de pensar la distribución por internet de la música.

Han pasado más de 15 años de ese episodio y en 2013 Napster emergió nuevamente con un nuevo modelo, a través de alianzas con Rhapsody y con Telefónica.

En el marco del Mobile World Congress 2016 conversamos con Tiago Ramazzini, Vicepresidente para Brasil y Latinoamérica de la compañía.

"Hemos relanzado la marca en diciembre de 2013 en Latinoamérica, comenzamos en Brasil y Colombia y hoy estamos en 13 países en la región, con los cuáles tenemos además una alianza con  Telefónica, que es un acuerdo global, y estamos creciendo mucho, tenemos oficinas físicas y estamos instalados para entregar mejores servicios a  nuestros usuarios de la región".

Una de las principales dudas para los usuarios de la región es si la marca podría ser lo suficientemente sólida para dejar en el pasado su camino marcado por la descarga gratuita y que les valió el desprecio de la industria discográfica.

"Napster es una marca bastante fuerte, hemos tenido esta preocupación cuando íbamos a relanzar el servicio, esto de si Napster llevaría más a la gente a pensar en el tema de la piratería y el pasado, o si la gente estaría contenta con la marca. A través de encuestas nos hemos dado cuenta de que la gente se ha olvidado del tema de la piratería, porque lo que quedó es una marca bastante fuerte, bastante conocida, y con gran penetración en Latinoamérica", responde Ramazzini a eso.

Y qué pasa con el público: ¿Quiénes son hoy los nuevos usuarios de Napster?­

"El público que tenemos hoy son los jóvenes de 16 a 35 años. Nosotros tenemos un foco muy fuerte en generación de contenido y en contenido localizado, las portadas son distintas por país, por ejemplo en Chile publicaremos y promocionaremos a los artistas locales y la música más preferida por su gente y muy enfocada en playlists: para hacer ejercicio, para el auto, para niños, etc".

Tiago Ramazzini también nos cuenta la capacidad de creación de contenido que tiene hoy Napster.

"Nuestro catálogo es de 36 millones de canciones en la región, además de las tres disqueras grandes, tenemos acuerdo con más de 400 independientes a través de contacto directo".

Respecto a la popularidad de Spotify y esta competencia que parece desigual, Ramazzini confirma que hay un crecimiento en el número de usuarios, pero que lo más importante para él es consolidar la identidad local a través de contenido personalizado.

"La competencia es muy fuerte, están todos los players en la región, pero yo diría que en este momento el gran desafío para Latinoamérica es hacer de estos servicios masivos. Yo no estoy preocupado por la competencia ahora mismo, pero sí estoy preocupado de poder decir a los usuarios que está Napster y explicar los beneficios del streaming".

"El contenido localizado nos diferencia, tengo un equipo dedicado sólo a eso en Latinoamérica, también tenemos video y hemos querido innovar con nuevos modos de playlists", agrega.

Napster tiene un valor de $3990 pesos chilenos en su servicio premium, que incluye acceso completo al catálogo, descarga ilimitada y uso a través de tres aparatos móviles o web.