Cómo jugar PlayStation en tu Android

Cómo jugar PlayStation en tu Android

Si acabas de comprar tu teléfono y no sabes cómo sacarle provecho, un emulador de PSX es la opción.

Si se averió tu vieja PlayStation o simplemente no quieres sacarla de la bodega y quieres jugarla en algo que uses a diario — como en tu smartphone o tablet — aquí tienes unas recomendaciones para lograrlo.

¡Menos mal que existen los emuladores! Y en esta ocasión, nos enfocaremos en los de PlayStation o PSX, la clásica consola del ’94 en donde pudimos disfrutar títulos clásicos, desde la saga de Final Fantasy hasta la de Crash Bandicoot.

¿Por qué jugar PlayStation en tu Android?

Ventajas:

  • Tu smartphone se transforma en una “consola portátil”, permitiendo que puedas llevarlo contigo y jugar donde quieras
  • No necesitas una Memory Card o algo externo para guardar tus partidas. Además, puedes hacerlo cuando lo desees
  • Eliges el mando con el que quieras jugar, no necesitas hacerlo específicamente con el original
  • Te permite encontrar juegos que quizá eran difíciles de conseguir en su tiempo
  • No ocupa mucho espacio como las consolas originales

Desventajas:

  • Jugar sin un control puede parecer incómodo, al tener que utilizar los botones dentro de la pantalla.
  • Algunos juegos vienen con muchos bugs y fallos.
  • No se vive la misma experiencia que jugando la consola original, pero si no te importa no consideres esto.

¿Qué debes hacer para jugar en tu smartphone?

Tienes que descargar un emulador de PSX en tu celular. En Google Play hay múltiples opciones que se instalan de manera automática en tu móvil, o si lo prefieres, podrás descargar los archivos APK por separado. Recuerda que mientras más actual sea el modelo de tu teléfono (con buen procesador , memoria RAM, etc.) mejor correrá el emulador.

Después, se debe instalar una BIOS de PlayStation en el teléfono. Este es el paso que genera controversia, ya que la BIOS no se puede ofrecer de manera legal y si bien hay tutoriales para hacer el dumping, la mayoría de las personas descargan el archivo BIN de Google.

Emuladores

A través de Google Play puedes descargar los emuladores ePSXe (USD $3,75), FPse (USD $3,7) y XEBRA (gratuito). Otro es el PSX4Droid, que también es gratuito pero no está en la tienda oficial. El más popular es el ePSXe, que corre muy bien y no necesitas rootear tu celular para su instalación.

Juegos

El tema con los juegos es simple: el emulador necesita el archivo en ISO o BIN para poder ejecutarlo. La letra pequeña dice que deberás ser dueño del juego para poder ejecutarlo en emulador, y en caso que tengas juegos de PlayStation podrás ripearlos en tu PC con ImgBurn (seleccionando la velocidad más baja) para luego transferirlos a tu teléfono por medio de un cable USB.

La segunda opción es la más popular y consiste en descargárselos gratuitamente de diversos sitios de emuladores. Google es su amigo en esta aventura, y aquí solo necesitan una herramienta para descomprimirlo (como WinRar) y luego transferirlo al teléfono utilizando su cable USB.

¿Es posible jugar con un control?

Sí. En el caso de que te parece muy incómodo jugar sin control solo presionando los botones de la pantalla, puedes conectar un joystick a tu dispositivo. Existe una gran variedad de controles inalámbricos que se conectan por Bluetooth a tu celular o tablet, incluso con un soporte para ajustarlo a éste, haciendo que calce perfectamente y no se caiga.

Ípega o Moga ofrecen una variedad de controles para poder jugar sin necesidad de la pantalla táctil. Hay distintos tamaños, desde joysticks similares al de Xbox 360 hasta del porte de uno de Nintendo, así que puedes obtener el que más se acomode a ti. Sea cual sea el que escojas, lo importante es que todos tengan los botones básicos para cualquier emulador: los botones de direcciones, los de acción y de opciones.

También puedes conectar los mandos del PlayStation 3 al smartphone. Si es de manera inalámbrica necesitarás rootear tu celular, de otro modo, puedes utilizarlo con un cable USB.

Para ajustarlo al dispositivo, deberás usar un sujetador. El más popular es el Gameklip, pero si no quieres comprarlo, en YouTube puedes encontrar un montón de tutoriales para fabricarlo tú mismo.

Por último, otra alternativa es adquirir un control análogo Fling Mini, un pad que se acopla a los botones virtuales del smartphone, así no tienes que cargar un joystick tan grande.

Con todo esto ya tienes para aprovechar la pantalla y el poder de procesamiento de tu flamante Android.