Así termina un iPhone sumergido en una olla con crayones hirviendo

Una curiosa prueba llevaron a cabo los chicos de TechRax. ¿Resultado? Mejor alejar los equipos de estos "peligrosos" lápices.

Al momento de salir un teléfono celular al mercado son varias las pruebas a las que son sometidos, como test de rendimiento, exigencia, en la calidad de las fotografías y por qué no, ser sumergido entre crayones fundidos…No, eso no.

Aunque esto fue justamente lo que hicieron los chicos de TechRax con un iPhone 6s, el que fue puesto en una sartén con estos lápices de colores hirviendo. ¿El resultado? Ni preguntar.

Como era de esperar, el equipo de la compañía de Cupertino quedó bañado con el material fundido, terminando totalmente inutilizable. Eso, sin contar que durante la prueba hubo varias inflamaciones y varias chispas que saltaron producto de la combustión.

Definitivamente, además de haber gente con mucho tiempo libre, hay otros que no tienen problemas en botar el dinero en estas pruebas. Será mejor alejar nuestro teléfono de los crayones asesinos.