Donald Trump ahora tiene su propio lenguaje de programación

Donald Trump ahora tiene su propio lenguaje de programación

TrumpScript es un lenguaje de programación 'Made In USA' basado en Python y en los discursos del señor Trump.

Por si faltaba algo más que enorgulleciera a su majestad al magnate estadounidense, Donald Trump, durante un maratón de programación, un par de jóvenes norteamericanos desarrollaron un lenguaje en tan sólo 20 horas el fin de semana pasado. Lo interesante de la noticia es que no se trata de cualquier lenguaje de programación, sino uno bastante persuasivo y, hace falta decirlo, muy patriótico.

TrumpScript es resultado del trabajo de Sam Shadwell y Chris Brown, estudiantes de la Universidad de Rice y participantes del HackRice, un evento anual creado para que los jóvenes trabajen todo un fin de semana en un proyecto de software. Según reporta Gizmodo, de alguna manera se sintieron inspirados por el señor Trump para desarrollar un lenguaje basado en Python y en los discursos retóricos del candidato a la presidencia de Estados Unidos, uno que sólo él aprobaría

El lenguaje de programación se caracteriza por que sólo permite números enteros, no números flotantes, porque “América nunca hace nada a medias”. Los números deben ser “estrictamente” superiores a 1 millón, porque “las cosas pequeñas son intrascendentes” para Estados Unidos. No se permiten declaraciones de importación, pues el código debe ser “de cosecha propia y hecho en América”. No hay verdadero y falso, sino sólo “hecho y mentira”. Al final, todos los programas deben llevar el enunciado “América es grande”.

Sólo los desarrolladores entenderán. (c) Boing Boing

Las características del lenguaje TrumpScript ponen de relieve a la personalidad, las declaraciones y los principios del señor Trump, desbocados y a veces faltos de sintaxis, políticamente hablando. Pero claro, como cualquier otro lenguaje de programación, tiene sus excepciones. Si para el compilador eres tú quien comete el error de sintaxis, recibirás algo como “Trump no quiere escuchar esto”, entre otras frases dichas por el magnate en sus discursos.

Para sus creadores, Sam y Chris, es un orgullo haber desarrollado un lenguaje por el que disfrutan cómo funciona, aunque dudan que como el señor Trump trabaje efectivamente. Eso sí, remarcan el potencial de TrumpScript para analizar la gramática del lenguaje y compilarlo como si fuera un “lenguaje real”. Sólo para que tengamos una idea, el joven Brown asegura que el 80% de las palabras escritas serían desechadas por el compilador, porque habrían sido consideradas “innecesarias para el programa”. Sólo esperemos que Donald Trump no funcione de esta manera.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.