Review Elementt Twister [W Labs]

Review Elementt Twister [W Labs]

Un teléfono chileno que compite mano a mano con otros gama media.

Luego de hacer su entrada al mercado con un teléfono como el Torch, la marca chilena Elementt vuelve a la carga con el Twister, un teléfono de gama media y de prestaciones algo superiores a su antecesor.

Especificaciones técnicas

Fabricante Elementt
Modelo Elementt Twister
Procesador MediaTek MT6592, procesador de ocho núcleos a 1,36GHz
GPU Mali 450-MP
Memoria RAM 2 GB
Pantalla IPS 5.5 pulgadas, 1280 x 720 pixeles
Sistema Operativo Android 4.4.2 Kitkat
Cámara Sensor Sony, 13 megapixeles, flash doble led
Batería 2400 mAh
Almacenamiento 16 GB almacenamiento interno, expandible hasta 32 GB con tarjeta microSD
Conectividad 2G-3G, Bluetooth, Wi-Fi

En el uso diario

Para poner en contexto lo que fue la experiencia de uso con el Twister, debo decir que mi teléfono propio es el Moto G de tercera generación el cual no me canso de alabar por su rendimiento. Sí, aquel rendimiento se debe principalmente al Android puro que lo acompaña y, pese a que durante las últimas semanas he probado otros equipos de gama más alta como el iPhone 6S Plus o el LG G4, después de usar esos teléfonos nunca he tenido “problemas” al volver a mi teléfono habitual.

¿Por qué menciono lo anterior? Porque el Elementt Twister, que técnicamente está algo más arriba que ese equipo de Motorola, inmediatamente lo sentí “extraño”. No se si más lento o si a mi me costó acostumbrarme a una interfaz de usuario algo diferente, pero el cambio entre uno y otro equipo no fue tan sencillo.

Ahora bien, tengo la sensación de que se debe a la versión de Android. El Twister corre con Android 4.4.2 Kitkat y no, no viene plagado de bloatware a excepción de un par de aplicaciones de Movistar, pero su usabilidad en general no es tan fresca como en la versión siguiente de Android (Lollipop 5.0).

Son varios los detalles un poco incómodos con los que me encontré al manipular el teléfono para uso diario. Desactivar el panel táctil trasero fue una necesidad a la hora de meterme el teléfono al bolsillo, ya que varias veces me encontré con aplicaciones que se abrieron por defecto; lo mismo, al contestar una llamada y activar uno que otro menú con el roce de la pantalla en la cara.

En general el equipo se comporta bien en las tareas cotidianas y no parece tener problemas con las aplicaciones más comunes, que en mi caso van desde correo electrónico hasta aplicaciones sociales, de mensajería (el combo Telegram + WhatsApp, infaltable).

Robusto y con una excelente cámara

En las manos, el Twister se siente sólido. Su tamaño es un poco más grande que lo normal y además es pesado y pese a tener una cubierta trasera de plástico, no parece que se va a desarmar o romper con un par de golpes. En todo lo que respecta a la construcción del equipo, el Elementt Twister cumple con solvencia.

El Twister viene con una pantalla de 5.5 pulgadas, basada en un panel IPS y con tecnología OGS (One Glass Solution) que según la explicación oficial “la hace más delgada y reduce el aire entre sus partes”; esto a su vez significa mejores colores y ángulo de visión en general. Todo aquello suena muy sofisticado en el papel pero lo cierto es que en la práctica seguramente pocos van a notar la diferencia frente a un teléfono más modesto y aquello puede no hacerle justicia a un apartado que considero bastante bueno en el Twister: la calidad de las fotos.

Mirando las imágenes en la pantalla del teléfono, estas se veían bastante bien pero se vieron mucho mejor cuando las saqué a una segunda pantalla, como la de un computador o un televisor. Normalmente se da el efecto contrario; las imágenes se ve perfectas en el teléfono pero no tanto fuera de él. Para muestra, una galería:

El Twister viene con una cámara Sony de 13 megapixeles que cumple la función de cámara delantera y trasera gracias al mecanismo que permite girarla en 207 grados y que así tanto las selfies como las fotos normales salgan con exactamente la misma calidad.

La idea, una vez vista en acción, parece demasiado sencilla y llega a ser raro que a otro fabricante no se le haya ocurrido antes. Lo cierto es que la cámara del Twister es uno de los puntos altos del teléfono y más todavía con aquella particular característica.

Obviamente, no se trata de la mejor cámara del mercado -aquel título se lo pelean otros modelos de gama alta- pero el Twister no se anda con pequeñeces y tanto de día como de noche (sobre todo de día) ofrece muy buenos resultados en las fotos. A plena luz del día, las imágenes tienen poco que envidiar a equipos que cuestan bastante más.

Rendimiento en general aceptable

Si se trata de rendimiento duro, los tests de Geekbench lo dejan lejos de equipos de gama alta como el S6 de Samsung o el iPhone 6S, lo cual es lógico considerando las especificaciones y el precio, pero tampoco está nada de mal dentro de su rango. Lo mismo sucede con la batería, que empecé a usar al 100% a las 12:15 AM de un día y recién a las 9 de la mañana del día siguiente tuve que cargar. La mayor parte del tiempo utilicé el equipo para revisar correos o navegar por internet en lapsos de una hora y el equipo duró encendido un poco más de lo que hubiera esperado.

A estas alturas está más que claro que el Twister no es un equipo de gama alta, sino que corresponde al segmento medio y dentro de ese segmento su rendimiento es más que aceptable.

Conclusión: Equipo nuevo, sistema operativo antiguo

El Elementt Twister está en general bien armado en todos sus apartados. Como mencioné antes, el teléfono es sólido y robusto, no tan liviano para su tamaño aunque eso ya es una apreciación muy subjetiva. La cámara da resultados muy buenos, sobretodo en condiciones óptimas de iluminación. El detalle de poder girarla para sacar selfies de la mayor calidad posible se agradece y cuenta como una buena innovación en su diseño.

¿Qué sería bueno que Elementt mejorara? Definitivamente, el sistema operativo. En un mundo donde la mayoría de los fabricantes apunta a Android 6.0 Marshmallow y donde prácticamente todos los equipos nuevos vienen con Lollipop, llegar con una versión como Kitkat 4.4.2 es a todas luces un punto en contra. Sí bien es cierto que Elementt ha optimizado el sistema operativo y este no viene con tanta “basura de regalo” al sacar el equipo de la caja, aquello no es suficiente. Estando prácticamente en 2016, un teléfono de gama media con una versión tan anticuada de Android corre en desventaja.

Dejando de lado ese detalle (que no deja de ser menor, pero cuya solución tampoco es tan compleja), el trabajo de Elementt es más que solo aceptable. El Twister no está nada mal y después de una semana de uso no lo siento como un equipo inferior en su segmento; definitivamente, lo elegiría antes que los de otras marcas más grandes porque su cámara es muy buena y porque el sistema operativo, antiguo y todo, está libre de bloatware. Ahora solo falta que Elementt lo actualice y le de el soporte que corresponde, porque el material de base es competente y podría serlo aún más con algunos pequeños retoques en su interior.

Precio y disponibilidad

El Elementt Twister tiene un precio de CLP $199.990 (USD $288) y puede adquirirse directamente en la página de Element en dos colores: blanco y negro.