Aplicaciones religiosas son más maliciosas que los juegos de cartas

Aplicaciones religiosas son más maliciosas que los juegos de cartas

Ya no respetan la religión; aplicaciones de libros sagrados con el mayor índice de código malicioso.

Para nada es novedad encontrar código malicioso en las aplicaciones publicadas en Play Store y App Store. Google y Apple deberían considerar un método más eficiente para detectar amenazas, pues se sabe que cientos de ellas han escapado del análisis con el fallo a su favor. Los atacantes han aprovechado esta situación y gracias a un informe de la firma Proofpoint (vía Softpedia) conocemos cuáles son sus intereses.

Los juegos de cartas suelen ser los preferidos para distribuir malware en el código y la cifra de aplicaciones maliciosas no miente. De los 23 mil juegos de este tipo disponibles para Android e iOS, 52 contienen código malicioso, 379 fueron clasificadas de alto riesgo y otras 3.200 de riesgo moderado. Tomemos en cuenta los resultados y comparemos con las cifras siguientes.

Según el análisis, las aplicaciones religiosas, principalmente las Biblias de bolsillo, el Corán y el Torá, son más maliciosas que los juegos de cartas, como si el bien perdiera contra el mal. Para muestra, de las 5.600 aplicaciones con contenido bíblico analizadas, 208 contienen código malicioso y 140 fueron clasificadas de alto riesgo.

Para contrastar ambos análisis, cabe mencionar que fueron más los juegos de cartas analizados que las aplicaciones de la Biblia. Además, el análisis demostró que sólo un 0.22% de estos juegos contiene código malicioso, mientras que el 3.7% de aplicaciones de la Biblia son aprovechadas por atacantes cibernéticos.

Por otra parte, de las 4.500 aplicaciones del Corán disponibles se encontraron 16 aplicaciones con código malicioso y 38 fueron clasificadas de alto riesgo. El Torá no resulta ser una opción tan viable después de todo, pues de las 200 aplicaciones disponibles para Android e iOS sólo se encontraron 2 con código malicioso.

Fuera de la religión y los juegos de azar, se descubrió que de las 5.600 aplicaciones para Android que sirven para usar el flash del teléfono como linterna, 26 contienen código malicioso y 36 fueron clasificadas de alto riesgo.

Todas estas aplicaciones infectadas realizan conexiones remotas a diferentes partes del mundo. Los juegos de cartas se conectan a 1.800 servidores en 41 países, las aplicaciones religiosas se conectan en total a 4.272 servidores ubicados en 42 (Biblia), 36 (Corán) y 16 países (Torá) y las aplicaciones que funcionan como antorcha se conectan a 678 servidores de 28 países.

Es obvio que los atacantes prefieren las aplicaciones religiosas por el interés que hay en ellas por parte de los creyentes, pero es increíble que a estas alturas permanezcan disponibles para su descarga junto al resto de aplicaciones y juegos infectados.

Quien haya descargado una aplicación sospechosa, que lance la primera piedra.