Un vistazo al nuevo Snapdragon 820

Un vistazo al nuevo Snapdragon 820

Viajamos al lanzamiento del nuevo procesador de Qualcomm.

Hace un par de días estuvimos en el lanzamiento oficial de Snapdragon 820, el chip de Qualcomm que veremos en la próxima generación de teléfonos de gama alta. A diferencia de los anuncios anteriores, el fabricante destinó  buena parte del 2015 para hablar de los distintos módulos que comprenden el SoC, dejando lo mejor para el final.

Así pues, Snapdragon 820 llega rediseñado de cero, con prestaciones interesantes y un objetivo que va más allá de los smartphones. Qualcomm quiere poner su nuevo chip en más dispositivos y apuesta por la realidad virtual.

En especificaciones, Snapdragon 820 es el primer Snapdragon fabricado con la tecnología FinFET de 14nm de Samsung. Cuenta con un CPU Kryo de 64 bits con cuatro núcleos corriendo a 2,2GHz. Qualcomm dice que es dos veces más rápido que su antecesor, el Snapdragon 810.

El GPU Adreno 530 capaz de ejecutar el Unreal Engine 4 a un buen nivel de detalle, y para lograr mayor inmersión se ofrece una tecnología de virtualización en la que el usuario percibe múltiples canales de audio.

Para cargar el teléfono se ofrece Quickcharge 3.0 que asegura llegar de 0 a 80% de batería en apenas 35 minutos. Por último hay un par de adelantos que tienen que ver con la cámara. Primero, el ISP Spectra que permite capturar tomas de hasta 28MP a 30 cuadros por segundo sin lag al disparar. Lo anterior se complementa con un sistema de detección de escena que utiliza un motor neuronal llamado Zenith.

Zenith puede identificar el tipo de imagen y clasificarla en tiempo real, de igual modo realiza ajustes automáticos dependiendo del tipo de escena. Zenith no depende de la nube, por lo tanto no existe lag al momento de utilizarlo.

¿Qué tan eficiente es en la práctica?

Después del anuncio y de escuchar las bondades del dispositivo, pasamos a una zona donde se demostraba cada uno de los adelantos. En la parte gráfica pudimos experimentar con tabletas que ejecutaban un recorrido arquitectónico en tiempo real diseñado con el motor Unreal Engine 4.

Esta demo fue particularmente sorprendente ya que el nuevo Adreno soporta algunos efectos especiales de las consolas de videojuegos actuales. Si bien no llega a la fluidez del demo original y de repente el conteo de cuadros por segundo baja, es interesante el soporte que se ofrece a este motor de videojuegos.

Junto al kiosko había dos tablets más en las que se podía experimentar la tecnología de sonido que simula varios canales utilizando los altavoces del dispositivo móvil. Al activar la función, el sonido se dispara sin forzar los parlantes y en ningún momento se distorsiona.

También hubo espacio para mostrar lo que podrán lograr las nuevas cámaras en términos de video y fotografía en condiciones de poca iluminación.

Otra demo interesante fue Trusignal Antenna Boost, que potenciaba la recepción de una llamada al optimizar la señal. El resultado era una llamada sin cortes en la voz en un escenario con pobre recepción. Qualcomm dice que Antenna Boost mejora las llamadas hasta en un 30% sin sacrificar el tiempo de batería.

Algo que nos llamó la atención es que Qualcomm hizo hincapié en casi todos los demos que las nuevas prestaciones tenían poco impacto en el consumo de batería. Snapdragon 820 dice ser 30% más eficiente en consumo de energía que el Snapdragon 810.

¿Se sobrecalienta como el 810?

Qualcomm la pasó mal con su chip anterior y luego de semanas con rumores de sobrecalentamiento y “supuesta ayuda” de Samsung, la compañía nos explicó que al utilizar un chip de 14nm, el consumo de energía se reduce. De igual modo el chip se ha optimizado para obtener el mejor rendimiento por watt.

De acuerdo con Keith Kressin, Vicepresidente de Gestion de Producto, el tema del consumo de energía es algo delicado ya que los dispositivos se vuelven cada vez más delgados, utilizan baterías más pequeñas y las pantallas aumentan en densidad de pixeles.

La exigencia térmica aumenta y es por eso que el consumo de energía tiene que reducirse. A esto se suma que el chip no solo está pensado para smartphones sino para otros dispositivos como gafas de realidad virtual, las cuales colocamos cerca de nuestra cabeza.

Keith comenta que muestras del Snapdragon 820 han sido enviadas a los fabricantes y los datos de rendimiento que han ofrecido provienen de mediciones reales. Los fabricantes parecen estar contentos con el rendimiento del chip ya que se han cumplido las expectativas respecto al consumo de energía.

Qualcomm confirmó que los primeros teléfonos con Snapdragon 820 llegarán durante la primera mitad del 2016. No se especificaron qué fabricantes lo usarán, esperamos tener más información durante el próximo CES o MWC.