El Surface Book es imposible de reparar

El Surface Book es imposible de reparar

Si compran uno, protéjanlo. Con su vida.

El nuevo Surface Book es prácticamente imposible de reparar.

No lo digo yo, lo dicen en iFixit donde procedieron a desarmar el aparato para ver que se cuece en su interior y para ver que tan factible es una reparación en caso de que algo malo le suceda. Una de las cuestiones que se mencionan es que hay varios elementos pegados dentro de la circuitería y que la tarjeta de video es un diseño especial de prestaciones similares a la GeForce 940M.

Tanto la pantalla como la cubierta de la base y las baterías están pegados en su lugar, mientras que otros elementos “simples” están ubicados en la parte trasera de la placa madre, lo que significa que para quitarlos o reemplazarlos hay que quitar la motherboard. Por su parte, la memoria RAM y el procesador están soldados al circuito.

El proceso completo le tomó a iFixit la friolera de 30 pasos hasta llegar al final, lo que le otorga al aparato un puntaje de 1/10; en otras palabras, si algo malo le sucede a algún componente interno será una tragedia para su dueño.

El Surface Book tiene un precio básico de USD $1499, mientras que el más caro con una SSD de 1 TB superará los USD $3000 cuando salga a la venta.