El padre biológico de Steve Jobs es un inmigrante sirio

El padre biológico de Steve Jobs es un inmigrante sirio

El padre biológico del co-fundador de Apple, es un inmigrante sirio que hoy sigue vivo y agradecido.

Gracias a los desafortunados ataques terroristas a París, así como a otros objetivos que han sucedido en los últimos meses, además de los fuertes problemas políticos y la Guerra Civil que enfrenta desde el 2011, Siria se ha convertido en un país con una connotación negativa, y no es para menos pues ahí se encuentra la sede del Estado Islámico, autor de la mayoría de los ataques antes mencionados.

Con todos esos antecedentes, las fronteras para migrantes sirios en los paises de Europa y los Estados Unidos se han estado cerrando y existe mucha discusión al respecto de seguir aceptando inmigrantes de dicho país.

Sin embargo, en USA Today han retomado la discusión que inició en Twitter, acerca de cerrar de forma permanente las fronteras de Estados Unidos a inmigrantes, debido a que un hijo de inmigrante sirio es una de las personas más exitosas y queridas del mundo entero: Steve Jobs.

Steve Jobs fue el hijo biológico de Abdulfattah “John” Jandali, que creció en la ciudad de Homs, Siria, que hoy está destrozada por la guerra civil. La pregunta que se hacen los medios y la gente en general es: ¿existiría Steve Jobs si las fronteras a los inmigrantes estuvieran cerradas? La respuesta es probable que sea un rotundo no.

 

Jandali estudio en la Universidad Americana en Beirut, y luego en la Universidad de Wisconsin, en donde conoció a Joanne Schieble, madre biológica de Steve Jobs. En 1955, el año en el que nació Jobs, sus padres lo dieron en adopción.

Jandali todavía vive, llegó a conocer al fundador de Apple, y se refirió hace algunos años con respecto a sus dos hijos biológicos (Jobs y Mona Simpson, hermana de Steve) de la siguiente forma:

“Steve es mi hijo biológico, pero yo no estuve y tiene una familia que lo adoptó. Se dice que soy el “padre de la invención”, porque mi hijo biológico es un genio y mi hija una escritora brillante. Agradezco a Dios por el éxito en mi vida, pero no soy inventor… Estoy orgulloso de mi hijo y sus logros, y de mi trabajo. Hubiera estado más cerca de mi hijo, pero todo está bien y terminó bien. Steve Jobs es una de las personas más exitosas en América y Mona es una exitosa académica y novelista.”

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.