Armar maratones en Netflix podría generar depresión, revela estudio

Armar maratones en Netflix podría generar depresión, revela estudio

Netflix habría detonado un cambio significativo en la conducta de las audiencias.

No todo en la vida es Netflix and Chill, ahora toca ver la otra cara de la moneda, donde un reciente estudio sugiere que el acto de organizar largas sesiones de TV, a través de esta plataforma de streaming, o cualquiera similar, incluyendo la televisión tradicional, podría generar cuadros de ansiedad y depresión directamente en los espectadores.

La investigación, presentada en el marco de la 143° Reunión Anual de la American Public Health Association, por la Dr. Monika Karmarkar de la Universidad de Toledo, en Estados Unidos, reveló que la exposición a prolongadas sesiones de TV, compuestas por series o películas, termina generando eventualmente síntomas depresivos entre los espectadores.

Se trata de una situación alarmante, en razón de que la popularidad de plataformas como Netflix habría detonado un cambio significativo en la conducta de las audiencias, quienes ahora recurren de forma más común a realizar maratones de sus series o cintas favoritas aprovechando la disponibilidad del catálogo. Desde 2013 a la fecha esta conducta se habría triplicado, siendo particularmente popular en individuos de entre 18 y 39 años.

Para el estudio los investigadores tomaron un grupo de 406 participantes, registrando a detalle cuánta televisión veían a diario cada noche, así como la evolución de sus emociones a lo largo de cada sesión. 77% veía al menos 120 minutos continuos diarios, mientras que el 35% restante superó de largo esa marca de tiempo, comprobando que mientras más tiempo transcurría más se resaltaban los cuadros de depresión y ansiedad entre ellos.

Aún así, el proyecto marca que es necesario ahondar más en los factores detrás de este fenómeno:

No sabemos con certeza, qué sucede primero, sí la depresión, la ansiedad y el estrés conduce a armar maratones de TV, o si este acto conduce a generar estos síntomas. Mirar series y películas es un acto sedentario, que puede conducir a problemas de salud mental y otros síntomas médicos.

El planteamiento no es nada revolucionario, desde hace casi un año se viene estudiando la posibilidad de que cualquier maratón de TV pueda ser un factor relacionado a un cuadro depresivo, en razón del exceso y aislamiento que representa.

Tal vez sea mal momento para compartirles que ya casi se estrena Jessica Jones.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.