Usuarios de Windows 7 y 8.1 reportan instalaciones forzadas de Windows 10

Usuarios de Windows 7 y 8.1 reportan instalaciones forzadas de Windows 10

Microsoft podria estar forzando la instalación de su sistema operativo sin el consentimiento del usuario, o bien podría tratarse de un bug.

Muchos usuarios de Windows 7 y Windows 8.1 se sienten a gusto con el desempeño y las características de esas versiones del sistema operativo por lo que no quieren probar la nueva edición de Windows. Según reportan usuarios en internet, quienes han rechazado la actualización a Windows 10 han comenzado a recibir avisos de update sin opción para cancelarla.

Hace poco se supo que Microsoft estaba descargando el paquete de instalación de Windows 10 sin el consentimiento del usuario, sólo para estar disponible en caso de inclinarse por actualizar su computadora. Sin embargo, parece que esta dejó de ser una opción, ya que varios usuarios han reportado avisos de instalación sin antes haberla concedido.

(c) Josh Mayfield

Algunos son advertidos mediante mensajes que les indica el tiempo restante antes de la actualización, que puede ser retrasada, mientras que otros han visto el mensaje desde Windows Update en el cual aparece un botón para reiniciar y comenzar la instalación. Lo curioso de ambos casos es que ninguno ofrece la opción para cancelar el proceso.

(c) Josh Mayfield

La única forma de evitar la actualización, según el desarrollador (vía ZDNet) de GWX Control Panel —herramienta que bloqueaba el proceso—, es regresar a un punto del sistema anterior al día 15 de septiembre, lo que podría parecer imposible porque la herramienta de restauración está desactivada por defecto en versiones recientes de Windows. Luego de esto, se debe proceder a desactivar el servicio de Windows Update y mantenerlo así hasta nuevo aviso.

Ciertamente, nada de esto debería suceder, pero debemos esperar a que Microsoft aclare la situación para evitar malos entendidos. Ya sea un bug o una actualización forzada, no es una opción para el usuario de Windows que se siente a gusto con su versión actual.

Y tú, ¿has experimentado algo similar últimamente?