En Estados Unidos todavía es ilegal hacer respaldos de discos Blu-ray o DVD

En Estados Unidos todavía es ilegal hacer respaldos de discos Blu-ray o DVD

Bibliotecario del Congreso rechazó las peticiones respecto a los discos, pero liberó la modificación en otro tipo de dispositivos.

Cada tres años el Bibliotecario del Congreso en Estados Unidos recibe solicitudes para excepciones a la ley que convierte en delito romper los seguros digitales en todo tipo de dispositivos móviles, videojuegos, automóviles y formatos físicos de reproducción de audio o video. Sin embargo, en cada periodo se hace necesario la renovación de cada una de las excepciones a la ley de Copyright otorgadas anteriormente.

En una impopular decisión el Bibliotecario rechazó la propuesta que buscaba flexibilizar la realización de respaldos de discos DVD o Blu-ray, aún cuando fuesen comprados legalmente y sólo para uso personal.

“Estos resultados continúan mostrando las fallas en la ley y en el proceso de la Digital Millennium Copiright (DMCA). Aún cuando la ley claramente permite a los consumidores mover sus archivos multimedia entre sus dispositivos personales, el Bibliotecario del congreso y el Registro de Copyrights permite que una pizca de incertidumbre haga de una actividad de sentido común algo ilegal”, explica un representante de Public Knowledge, grupo que impulsó la petición denegada.

Excepciones autorizadas

Pero no todo habrían sido malas noticias. Respecto al uso de los DVD y Blu-ray, el bibliotecario autorizó excepciones para “copias de pequeñas porciones para usos en documentales o e-books multimedia que ofrezcan análisis de películas”.

Otra excepción permite a profesores y estudiantes copiar contenido de estos discos para propósitos educacionales, estudios fílmicos u otros cursos que requieran análisis de extractos de archivos multimedia.

En otras áreas el Bibliotecario del Congreso permitió excepciones para intervenir el software en vehículos para propósitos de modificación e investigación, así como también en software para máquinas electorales y dispositivos médicos.

Las impresoras 3D también recibieron execpciones respecto al material que pueden utilizar, permitiendo aquellos que no sean aprobados por los fabricantes de la impresora.

Finalmente, para dispositivos móviles el Bibliotecario ya no consideraría ilegal el acto de modificación de teléfonos, tablets, vestibles y Smart TV. Mientras que en videojuegos se permitirá realizar copias siempre y cuando se realice sólo con propósitos de preservación de juegos abandonados. Esta excepción permitiría a los usuarios modificar los juegos para eliminar la necesidad de acceso a servidores cuando éstos han sido dados de baja.