Empleados de Google se quejan de trabajar ahí

Empleados de Google se quejan de trabajar ahí

¿Quieres trabajar en Google? Lee esto y piénsalo dos veces.

El trabajo ideal para muchos es trabajar en Google. Oh, si. Pasearse en bicicleta por el enorme campus, sentarse en algún sofá mientras se juega algún videojuego, tomar dulces de la cafetería. Y sí, trabajar también.

Es verdad que Google es una gran empresa para trabajar, con instalaciones que ofrecen a sus empleados posibilidades de desarrollo, entretenimiento y relajación para que todos estén contentos. Pero todas esas bondades también tiene su lado obscuro, según recopila Business Insider, con declaraciones de empleados y exempleados de dicha compañía.

El primer punto de queja es que todos están sobre calificados. Google puede darse el lujo de contratar a la mejor gente de las mejores universidades, y muchas veces esa gente tan capacitada termina haciendo cosas básicas como soporte técnico, o moderación de contenido marcado en YouTube.

Esto trae otro problema, evitar ser del montón. Un antiguo ingeniero de Google comenta:

“Hay suficiente gente talentosa, que ser talentoso no te garantizará un camino seguro en los buenos proyectos, porque existen miles de personas talentosas como tú adelante en la fila e igualmente subutilizados. Pero hay apenas suficientes payasos que tienes que probar que no eres uno de ellos.”

Otras quejan incluyen el hecho que los resultados para Google tienen que ser medibles, sino se puede medir, no sirve. Por lo que cosas como la experiencia de usuario, no son relevantes. También mencionan que la gente no descansa. A pesar de la imagen que Google aparenta, todo mundo trabaja sin tomar vacaciones o si es fin de semana.

El trabajo en equipo es algo que, al menos cuando se comunican ideas, no sucede por temor a robarse ideas uno a otros. Además, hay que sumarle el hecho, según comentan, que los proyectos no tienen asegurada su permanencia ya que pueden ser cancelados en cualquier momento. Otros se quejan que no todos los managers son buenos líderes, muchos llegan porque son inteligentes y no tienen para donde subir. Otra de las quejas recurrentes es que los puestos relacionados con la tecnología son los que resultan prometedores. ¿El resto? No hacen diferencia.

Las quejas siguen, como que mientras afuera hay grandes espacios, adentro las oficinas suelen estar llenas y amontonadas, no es posible trabajar de forma remota (WTF!), promesas incumplidas, entre otras cosas.

Si todo esto es cierto, entonces trabajar en la empresa de Larry Page y Sergey Brin, no es el sueño que todos creíamos. ¿Será?