El desarrollo de Destiny fue "reiniciado" en 2013

El desarrollo de Destiny fue "reiniciado" en 2013

Extenso y notable reporte de Kotaku revela lo que sucedió en Bungie 14 meses antes de que se lanzara el juego.

La historia de Destiny, al menos en la versión original del juego que se lanzó en 2014, fue super confusa. Y por una razón muy sencilla: el desarrollo de Destiny fue reiniciado en 2013.

El extenso reporte de Kotaku entrega algunos detalles de lo que pasó dentro de Bungie, narrados por empleados del estudio en condición de anonimato. Y todo comienza con la "visión original" de la historia del juego, que fue compilada en un extenso video de dos horas que mostraba prácticamente todos los eventos de Destiny de principio a fin.

Aquella versión, según los cercanos al tema, "tenía un buen guión" pero no estaba bien armada en general. Por ende, los directores de Bungie decidieron descartar todo eso y comenzar de nuevo. Joe Staten, guionista principal de Bungie, fue desvinculado del estudio "y no de forma amigable", se revela.

Bungie dejó de lado todo lo que Joe Staten y su equipo habían escrito. Reconstruyeron toda la estructura de Destiny mientras eliminaban partes del guión, rediseñaban personajes y escribían de nuevo la mayor parte de los diálogos, una decisión tomada en contra de los deseos de Joe Staten.

Consumado el reboot en julio de 2013, un equipo de Bungie empezó a rearmar el juego, cambiando la progresión de las misiones y eliminando contenido. Bungie no quería que el avance del jugador por la campaña fuera tan lineal y por eso se diseño otro formato que entregara algo más de libertad. Ahí apareció el Director, la interfaz donde se muestran las misiones.

Originalmente, Destiny se iba a estrenar en 2013. A raíz de los cambios, se puso como nueva fecha el mes de marzo de 2014, pero aquello fue imposible de cumplir y finalmente, septiembre de 2014 fue cuando el nuevo Destiny llegó a las tiendas.

En el camino, algunos personajes vitales para el guión inicial desaparecieron: Osiris, Rasputin y la inteligencia artificial llamada Charlemagne.

Otro detalle jugoso que se revela en el reporte es que algunos diseñadores de Diablo III fueron a Bungie a relatar su experiencia con Diablo III, similar a la de Destiny en su lanzamiento.

Ellos nos dijeron 'miren, así fue nuestra historia desarrollando Diablo III y luego Reaper of Souls, la expansión. También nos dijeron que los números al azar no son divertidos para los jugadores. Se puede dar la ilusión de azar, pero lo que hay que hacer es favorecer siempre al jugador para que, cuando salgan del juego, se vayan felices.

Por último, Bungie tuvo la idea de eliminar las expansiones que venían después de The Taken King para que tanto Bungie como High Moon Studios puedan trabajar tranquilos en el siguiente gran capítulo de la franquicia. Y para compensar a Activision por las ganancias que se van a dejar de conseguir con ese contenido, se crearon las nuevas microtransacciones de Destiny.

El artículo original es muy largo y es imperdible para todos los que conocen un poco de Destiny; básicamente, lo que hace es explicar por que algunas cosas resultaron como resultaron y también confirma lo que un poco sospechábamos: algo grande debió haber pasado en el desarrollo del juego dentro de Bungie para que la parte de la historia haya terminado siendo tan desastrosa.