Ver pornografía no genera actitudes negativas hacia las mujeres

por

1262 posts

Los consumidores de pornografía incluso muestran posturas a favor del feminismo.

Un estudio publicado en el Journal of Sex Research demuestra que el acto de ver pornografía no está relacionado con posturas y actitudes negativas hacia las mujeres como generalmente lo hacen notar las ideas feministas más radicales.

Los investigadores de este estudio quisieron poner a prueba la teoría feminista de que la pornografía promueve el concepto de la mujer como objeto sexual que se muestra como un elemento de dominación de los hombres hacia ellas.

En el estudio se analizaron datos recopilados del General Social Survey de 10,000 hombres y 14,000 mujeres en los Estados Unidos en donde se cotejó información sobre el consumo de pornografía de los encuestados con sus opiniones sobre temas como el apoyo de las mujeres en la fuerza laboral, derechos de maternidad y roles de género no tradicionales.

Los resultados del estudio fueron reveladores. Se demostró que los consumidores de pornografía no generan posturas negativas hacia las mujeres pero además se comprobó que estos tienen un mayor apego a ideas ‘pro mujer’ que aquellos que no la consumen.

En comparación con los no consumidores, los participantes que reportaron ver una película pornográfica en el año anterior también reportaron actitudes más positivas hacia las mujeres en posiciones de poder, posturas menos negativas hacia las mujeres en la fuerza de trabajo y actitudes menos negativas hacia el aborto. Estas son diferencias que sugieren  que muchos usuarios de pornografía pueden ser aliados útiles en los problemas que enfrentan las mujeres en la obtención cargos públicos, la independencia económica (y tal vez la igualdad de remuneración) y la autonomía reproductiva e integridad corporal.

Si bien este estudio no cataloga diferentes tipos de pornografía para darnos un panorama más certero sí nos otorga una conclusión que permite descartar lo planteado por el feminismo radical.

Ahí lo tienen. Ahora podemos ir a ver nuestro porno en paz.