Unión Europea reduce multas impuestas a Panasonic y Toshiba por participar en cartel

Unión Europea reduce multas impuestas a Panasonic y Toshiba por participar en cartel

Entre 1996 y 2006 las empresas se repartieron clientes, acordaron precios e incluso se pusieron de acuerdo para el stock que debían proporcionar.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha acordado reducir las multas a Panasonic y Toshiba impuestas por la Comisión Europea, luego que se determinara su participación en un cartel para repartirse el mercado europeo de tubos catódicos de televisores  (CTR). El tribunal dio la razón a las empresas luego que se confirmara que durante el proceso se encontraron fallas en la investigación llevada a cabo por oficiales de la Unión Europea.

Seguramente lo primero que se viene a la mente cuando hablamos de “cartel” o “cártel” es a agrupaciones destinadas al tráfico de drogas, en este caso la palabra es utilizada bajo su significado otorgado por la RAE como un “convenio entre varias empresas similares para evitar la mutua competencia y regular la producción, venta y precios en determinado campo industrial“.

De esta forma la multa a Panasonic baja a EUR $128.9 millones (USD $143.8 millones) desde los EUR 157.5 millones originales. Por su parte, Toshiba recibió la condonación de una deuda individual por EUR $28 millones (más de USD $31 millones) y redujo a EUR $82,8 millones (USD $92 millones) la deuda conjunta original de EUR $86 millones.

En 2012 la Comisión Europea acusó a las empresas mencionadas, junto a Samsung SDI, Royal Philips NV y LG Electronics Inc., de colusión al participar de acuerdos ilegales para fijar precios, repartir mercados, clientes y limitaciones en la producción de tubos catódicos, esenciales para fabricar pantallas de computador o televisión entre 1996 y 2006. En aquella oportunidad se determinó que las empresas culpables pagaran una multa conjunta que ascendía a EUR 1.470 millones.

Si bien Panasonic y Toshiba pueden sentirse orgullosos de haber ganado la apelación que les vale la reducción a la multa, no quita el hecho de que hayan sido culpables arreglar el mercado para su propio beneficio. A diferencia de las empresas mencionadas, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea no acogió los recursos presentados por Samsung, LG y Philips.