Un agente federal de los Estados Unidos se declara culpable de robar más de US$800.000 en Bitcoins

Un agente federal de los Estados Unidos se declara culpable de robar más de US$800.000 en Bitcoins

El investigador del Servicio Secreto, se declaró culpable de haber robado Bitcoins y obstruir a la justicia, durante las investigaciones al sitio Silk Road.

La tentación al dinero fácil puede ser hacer caer a cualquiera, como le sucedió al Agente del Servicio Secreto, Shaun Bridges, quien terminó declarándose culpable de haber robado en Bitcoins, el equivalente a más de US$800.000 dólares.

Bridges era parte del equipo de investigación a cargo del sitio web de la Dark Web que comercializaba drogas y productos ilegales llamado Silk Road, de acuerdo a información de ArsTechnica. En enero del 2013, el administrador del sitio, Curtis Green, fue arrestrado y Bridges tomó “prestadas” las credenciales para conectarse al sitio.

Con los accesos de adminstración, Bridges empezó a bloquear a los vendedores de drogas de Silk Road y, lo malo del asunto, vació sus cuentas y se llevó alrededor de 20.000 Bitcoins a su cuenta personal de Mt. Gox. En aquel entonces, esos Bitcoins eran el equivalente a US$300.000 dólares, pero Bridges movió ese dinero al grupo de inversión Quantum International Investments LLC, por lo que su dinero se multiplicó alcanzando los US$820.000 dólares.

Pero lo que empieza mal, termina mal. Y al ser cuestionado por el Juez de Distrito, Richard Seeborg, de los delitos que se le imputaban, respondió a todo “sí, señor”. Además se declaró culpable de obstruir las investigaciones de Silk Road.

Bridges aceptó toda culpabilidad debido a consejos que incluirían una sentencia menos dura. Sin embargo, en Estados Unidos, el lavado de dinero y la obstrucción que realizó se penalizan hasta con 20 años en prisión. Se desconoce la sentencia con la que será condenado al momento de escribir este post.

Algo queda claro, muchos de los involucrados en Silk Road están cayendo, su creador, Ross Ulbricht, ha sido sentenciado a cadena perpetua y Bridges es el segundo investigador acusado de actividades ilícitas durante su investigación.