Softbank no quiere que tengas sexo con su robot

Softbank no quiere que tengas sexo con su robot

Pepper no debe ser usado para actividades sexuales o con el propósito de actos indecentes, pide la compañía robótica.

Recientemente te platicamos sobre el caso de una académica que está en contra del desarrollo de la industria robótica con fines sexuales. La noticia que lees ahora tiene que ver con algo en ese mismo tenor.

La compañía japonesa de robots Softbank pide a aquellos que compren o renten a Pepper, “el primer robot con emociones humanas”, que se abstengan de realizar actos sexuales con el androide. Además prohíbe la creación de aplicaciones con temática erótica.

“Pepper no debe ser usado para actividades sexuales o con el propósito de actos indecentes”, es una cláusula que forma parte del contrato que Softbank pide firmar a sus usuarios como acuerdo de compra o renta.

Esta petición fue resultado de penosos casos publicados en redes sociales y plataformas como YouTube. Personas en Japón difundieron fotografías y material en video en donde muestran a Pepper con cabelleras postizas de diversos colores. Incluso algunos sincronizaron la pantalla de su exterior con una aplicación que proyecta senos virtuales y hace que Pepper responda al tacto.

El objetivo original de Pepper es convivir con humanos, comprender sus emociones, tener pequeñas charlas y dar consejos a sus usuarios. Tiene un costo de aproximadamente USD $2.000 para su compra y USD $380 para su renta mensual.