Múltiples compañías quieren emular a Xiaomi vendiendo teléfonos baratos

Múltiples compañías quieren emular a Xiaomi vendiendo teléfonos baratos

Xiaomi en sólo 5 años pasó de ser una empresa desconocida a ser el líder de cuota de mercado en China, superando a Apple.

No hay peor medicina que la propia. Eso es lo que debe estar pensando Xiaomi luego de que importantes compañías en China como Lenovo, Huawei y ZTE Corp, aseguraran que seguirán el mismo modelo de negocios para abaratar costos de sus teléfonos de alta gama y reposicionarse en los mercados más grandes.

Según informa el Wall Street Journal, la estrategia de ventas que llevó a Xiaomi, en sólo 5 años, de ser una startup a una de las principales compañías del mercado más grande de teléfonos móviles comenzará a ser replicada por Lenovo en su modelo ZUK. El dispositivo lleva algunas semanas siendo vendido solamente por Internet a un precio de USD $319 y que claramente no será parte de la anunciada fusión de departamentos móviles de Motorola y Lenovo.

El panorama no mejora para Xiaomi considerando que las empresas mencionadas poseen mayores presupuestos y experiencia en el mercado. Sin embargo, las grandes empresas en China no serían las únicas que estarían planeando un cambio en su estrategia comercial. El mismo diario estadounidense señala que la compañía de antivirus Qihoo 360 Tecnology Co. planea comenzar a vender, a contar de este mes, un nuevo dispositivo llamado Qiku.

El ejemplo de Xiaomi ha inspirado a otras compañías a implementar estrategias de riesgo que sólo se ven a nivel de emprendimientos: “Quemar dinero para atraer consumidores”. La mencionada estrategia se basa en usar Internet para abaratar los costos de exposición de sus teléfonos, los que a pesar de tener componentes de alta calidad igualmente son vendidos a precios bastante accesibles debido a que la empresa sólo cumple con los gastos de envío, ya que luego llega directamente para que el consumidor comience a usarlo.

Si bien algunos analista prevén un difícil escenario en que Xiaomi pueda mantenerse al tope del mercado chino, vale decir que esta empresa ha crecido respecto a la que comenzó en 2010, llegando a señalar que ese modelo de negocios ya no es el que están implementando actualmente.

No sabemos si el hecho de que más empresas comiencen a apostar por distintas estrategias de venta centradas en Internet harán que Xiaomi particularmente sufra, lo que es cierto es que su máximo competidor ya lo ha intentado y ha probado que es una buena alternativa para alcanzar nuevos mercados.