La industria de libros impresos muestra mucha vida todavía

La industria de libros impresos muestra mucha vida todavía

El número de tiendas de libros físicos ha crecido y el mercado de e-books disminuyó este año.

Un interesante análisis del New York Times revela que la salud de la industria de los libros impresos se mantiene estable a pesar de que hace algunos años se auguraba su extinción debido al surgimiento del mercado de libros electrónicos que en su momento estuvo potenciado por dispositivos dedicados como el Kindle de Amazon.

El dato más revelador de la estabilidad del mercado de libros impresos es este: la Asociación Americana de Vendedores de Libros reveló que actualmente existen 1,712 tiendas de miembros registrados mientras que hace 5 años solamente existían 1,410. A la par de la publicación de estos datos, se reveló que la venta de libros electrónicos cayó un 10% en los primeros meses de este año.

Esa misma asociación asegura que este fenómeno puede deberse a que usuarios de libros digitales están regresando a comprar publicaciones en formato físico e incluso muestran un comportamiento híbrido entre los dos mercados.

“La gente habló sobre la desaparición de los libros físicos como si fuera una cuestión de tiempo pero incluso en 50 o 100 años las publicaciones impresas serán una gran parte de nuestro negocio”, aseguró Markus Dohle, director ejecutivo de la editorial Penguin Random House, que actualmente cuenta con 250 imprentas a nivel global. Alrededor del 70% de las ventas de este publisher son obtenidas gracias a los libros impresos.

Esperemos que este fenómeno continúe así para que los lectores tengamos libre albedrío de escoger en qué formato preferimos consumir las publicaciones.