Investigadores identifican biomarcador para diagnosticar autismo

Investigadores identifican biomarcador para diagnosticar autismo

Esto podrá ayudar a desarrollar diagnósticos más oportunos y, a su vez, producir fármacos que puedan coadyuvar a disminuir los efectos de la enfermedad

Científicos del Centro Irvine para la Investigación del Autismo y Traducción en la Universidad de California identificaron un proceso que es primordial para el desarrollo de diversas formas del autismo, este mal neurológico que afecta las capacidades de socializar en los pacientes.

El autismo es descrito por expertos en el tema como “un trastorno en el que existe una reducción extrema de las relaciones con las personas y con el mundo exterior, un estrechamiento tan grande que parece excluir todo excepto el propio ser de la persona”. Éste generalmente, se descubre en niños de dos años en adelante, cuando los procesos de socialización se encuentran en pleno desarrollo en el individuo.

Los doctores Jay Gargus, Ian Parker y otros investigadores analizaron muestras de piel conseguidas por medio de una biopsia realizada a tres pacientes con variantes de autismo. Se dieron cuenta que en los tres casos el proceso de transducción de señal celular en el retículo endoplásmático de estas muestras se veía afectado por alteraciones en la molécula receptora conocida como inositol trifosfato, importante en el metabolismo intracelular del calcio, elemento vital para los mecanismos neurológicos.

 

El profesor Gargus asegura que este descubrimiento es de gran relevancia porque esto puede ayudar a desarrollar diagnósticos más oportunos y, a su vez, producir fármacos que puedan coadyuvar a disminuir los efectos de la enfermedad en todos sus espectros y variantes. Al momento, los científicos ya han iniciado más investigaciones para que esto pueda ser una realidad en el corto plazo.