En Brasil se descubrió al decapitado más antiguo de América

En Brasil se descubrió al decapitado más antiguo de América

El deceso ocurrió hace más de 9.000 años y se trata de uno de los casos de más larga data de todo el mundo.

Hace unos años atrás, en 2007, investigadores encontraron en Lagoa Santa, Brasil, un cementerio lleno de restos de los habitantes de la región. El descubrimiento como tal no fue menor, pero entre todos los hallazgos estaba uno quizás más llamativo aún: el del que es el decapitado más antiguo de América.

Entre los restos apareció un cráneo al que se le habían puesto encima las manos cercenadas del cadáver. La posterior investigación indicó que no se trataba de un prisionero de guerra ni nada por el estilo, ya que en esos casos las cabezas se utilizaban como trofeo por un tiempo antes de enterrarse. Además, el decapitado tiene más de 9.000 años de antigüedad y todos los decapitados americanos que habían sido encontrados eran mucho más nuevos.

Por último, la decapitación era propia en esos tiempos de pueblos más cercanos al Pacífico o la Cordillera de los Andes. Lagos Santa está al este de Brasil, en un lugar bastante alejado de donde habitaron las primeras tribus.

Los estudiosos del tema piensan que se puede tratar de una especie de ritual religioso, descartando algún evento más o menos belicoso dentro de la misma tribu. Por la disposición de la cabeza y las manos, un investigador sugiere que puede haberse tratado de un acto de protección:

Así se podría explicar que se cortaran sus manos (instrumentos de acción), se tapara su cara (instrumento de relación) y se sellara el conjunto con dos gruesas lajas de piedra. Este tipo de comportamiento de protección de los vivos con respecto a difuntos que se consideran potencialmente dañinos ha sido documentado etnográficamente.

El estudio sobre el descubrimiento fue publicado en su totalidad en PLOS One (vía El País) bajo el título de The Oldest Case of Decapitation in the New World  e incluye varios detalles, tanto del hallazgo en sí como también información contextual sobre las tribus que poblaron América en la antigüedad y su lectura es muy recomendada.