Destiny: The Taken King [NB Labs]

Destiny: The Taken King [NB Labs]

El Destiny que nos prometieron.

Plataformas: Xbox One (analizada), PS4, Xbox 360, PS3
Desarrollador: Bungie
Distribuidor: Activision

Una gigantesca fase beta de un año. Eso es la suma de Destiny más los contenidos descargables The Dark Below y House of Wolves. Esto lo digo porque al jugar The Taken King me deja la sensación de que Bungie por fin hizo caso a todos los errores y lagunas en el diseño de su juego que todos los usuarios sufrieron durante este tiempo.

Destiny cambió su estructura principal con The Taken King de una manera drástica que de manera evidente es reflejo de un trabajo brutal en elementos sustanciales como el sistema de progresión y la narrativa.

Más de 450 horas en el primer año de Destiny me hicieron amar y odiar al mismo tiempo esta obra de Bungie que si bien no era bien lograda sí tenía aspectos que lo hicieron realmente adictivo en su momento.

Más allá de ofrecer una experiencia que entregara de manera correcta la relación esfuerzo/satisfacción, el estudio desarrollador decidió que el primer año de Destiny ofreciera a los jugadores un videojuego donde la aleatoriedad y el azar se mantuvieran como la principal moneda de cambio.

Solo basta recordar el caso del lanzacohetes Gjallarhorn. Esta arma poderosa ansiada por todos y cada uno de los jugadores de Destiny no tenía una manera segura de llegar a sus arcas. Bien podías encontrártela en una partida del multijugador competitivo, decodificarla con un engrama púrpura con el Criptarca o si tenías algo de suerte podías ser recompensado con ella al finalizar un misión de Nightfall semanal.

Hubo quien aseguró que Destiny atrajo a millones de usuarios por ese diseño de juego parecido al de un casino en donde la emoción de la probabilidad de ganar es más adictiva que la propia satisfacción de obtener algo real.

Y cómo olvidar la tediosa modalidad de historia en la que misiones simples se veían muy mal logradas con escasos elementos narrativos y diálogos sin sentido, potenciadas por la compañía de la voz plana y desabrida de Peter Dinklage.

Destiny: The Taken King llegó para cambiar todo eso.

El Destiny que nos prometieron

The Taken King es un juego completamente diferente al todo lo que se mostró en el primer año de Destiny. Desde la periodicidad con la que adquieres ítems y armamento, pasando por el sistema de progresión, la exploración y hasta la importancia de sus misiones de campaña son elementos que Bungie cambió para el bien de todos los jugadores que día con día ingresan a sus servidores para dedicarle más de 3 horas en promedio a su videojuego.

Hablemos un poco de la modalidad de campaña. La historia de esta nueva expansión gira entorno a Oryx, el padre de Crota, quien quiere vengar la muerte de su hijo el cual perdió la vida gracias a ti y a tus amigos el primer contenido descargable The Dark Below. Oryx utilizará hechizos para poseer a diferentes criaturas extraterrestres y hacerse de un ejército intergaláctico súper poderoso. Las misiones realmente destacan por su buena narrativa potenciada con una excelente actuación de voz liderada por Nolan North quien reemplaza a Peter Dinklage en el papel de Ghost. Pero lo más importante de éstas es que ofrecen un reto importante e incluso son necesarias para hacerte de ítems, arsenal y armaduras de los más altos niveles.

Esto naturalmente tiene que ver con el rediseño del juego en donde obtener loot resulta más fácil y coherente que en Destiny Vol. 1. ¿Quieres patrullar la nave gigante del nuevo villano y eliminar extraterrestres? Loot. ¿Qué tal si quiero pasarme 5 horas en las diferentes modalidades multiplayer? Loot. ¿Y qué me dices de las nuevas sidequests que realmente importan ahora? Mucho loot.

Incluso el famoso y odiado Criptarca, aquél personaje que decodifica los engramas que te encuentras a lo largo del juego, te entrega armas, e ítems de nivel superior en un porcentaje mucho mayor a como lo hacía antes.

Ahora el nivel de progresión no se basa en la cantidad de puntos de luz obtenidas en tu equipamiento de armadura. Ahora tu nivel se basa en la experiencia que adquieres con todas las actividades que realizas y el promedio de puntos de ofensiva y defensiva de la suma de tus armas y piezas de armadura.

Tanto la cubierta de tu ghost como las piezas de indumentaria que tengas puesta tendrán puntos que definirán tu promedio. Incluso ahora podrás utilizar diversos artefactos que integrarán puntos de defensa y diversos perks a tu personaje.

Otro elemento importante es la moneda denominada “Legendary Marks”. Con esta podrás comprar arsenal y piezas de armadura de buen nivel para atacar los eventos de más dificultad. Éstas las encuentras realizando actividades diarias y eventos semanales como los ocasos y asaltos.

En esta ocasión llevo unas 20 horas de juego al momento de realizar esta reseña y si bien no he entrado al raid de Oryx (que por lo visto es el más espectacular que ha hecho Bungie para Destiny) puedo afirmar que no hay mejor momento para darle una oportunidad a este videojuego lleno de retos y actividades que se ven beneficiadas cuando juegas con alguien más en línea.

Esta expansión será bien recibida por veteranos de Destiny y por aquellos neófitos que quieran darle una oportunidad. The Taken King es sin duda el juego que nos prometió Bungie hace unos años. Y lo mejor de todo es que todavía queda camino por recorrer.

¿Qué significa esto?

Este artículo fue realizado con una copia proporcionada por Activision.