Windows 10 no desactivará (de momento) tus juegos piratas [ACTUALIZADO]

Windows 10 no desactivará (de momento) tus juegos piratas [ACTUALIZADO]

Una actualización del EULA también afectaría al hardware ilegal.

[ACTUALIZACIÓN]

Luego del debate en torno al contrato de licencia de los usuarios de Microsoft (EULA) y de la posible desactivación de juegos piratas, se han aclarado algunos aspectos de acuerdo a la cláusula 7B, que es la que ha despertado la reacción de los medios de comunicación.

Si bien es cierto que Microsoft podría rastrear el disco duro de un usuario en busca de algún contenido ilegal, lo preciso es que no es Windows 10 en particular, sino que más bien a los productos de la empresa norteamericana en general.

La razón de este “añadido” es que se pretende evitar problemas en Xbox Live y en la Windows Store, pero no para monitorear o deshabilitar productos ilegales en el sistema operativo, según explicaron en Windows Central.

Además, dicha cláusula existía ya en las consolas de Microsoft, pero ahora ha sido tema de debate, luego de que se pretende que el último sistema operativo de la compañía se utilice no sólo en PCs, sino que también en Xbox One y en Windows Phone.

De todas formas, existe la obligación de Microsoft  de esclarecer su normativa, ya que esta nueva normativa invita a unificar los términos de licencia de los productos de la empresa.

[NOTA ORIGINAL]

Un duro golpe para quienes tienen instalados juegos de manera ilegal en sus computadores podrían sufrir los usuarios de Windows 10, ya que el sistema operativo podría detectar a los títulos piratas e incluso desactivarlos.

Según Alphr (vía Destructoid), esta posibilidad se dio a conocer de acuerdo a una actualización del EULA (End User License Agreement), la que señala que “podemos de forma automática comprobar tu versión del software y descargar actualizaciones de software o cambios de configuración, incluyendo aquellos que evitan el acceder a Servicios, jugar juegos ilegales, o usar dispositivos y periféricos de hardware no autorizados”.

Con esto, podemos entender que cualquier título pirata quedaría inutilizable en Windows 10, ya sea si lo usamos por medio de un PC, Windows Phone o tablet.

Lo confuso de todo esto es que desde la propia compañía Microsoft han querido dar “ventana abierta” a quienes utilizan productos ilegales, considerando que quienes cuenten con un sistema operativo pirata pueden optar sin costo a Windows 10. ¿No hay una contradicción en este caso?