Spotify se disculpa por polémica provocada por nueva Política de Privacidad

Spotify se disculpa por polémica provocada por nueva Política de Privacidad

Spotify aclaró que sólo accederán a la información que desees compartir.

Durante esta mañana comenzó a esparcirse la noticia de que Spotify anunciaba algunos ajustes a su política de privacidad que incluían algunos artículos con un lenguaje impositivo y definitivo. Aseguraba que por el solo hecho de interactuar con la aplicación, le permitiría tener acceso a tus contactos, fotos y archivos multimedia, así como tu ubicación, seguir tu actividad en Facebook, además de almacenar y compartir tu información bancaria.

“Con tu permiso, nosotros podríamos recolectar información almacenada en tu dispositivo móvil como contactos fotos o archivos multimedia. Leyes locales podrían requerir que solicites el consentimiento de tus contactos para proveer su información personal a Spotify”, señalaba el servicio de música streaming que cuenta con más de 75 millones de usuarios.

“Dependiendo del tipo de dispositivo que uses para interactuar con el servicio y tus configuraciones, también podríamos obtener información sobre tu ubicación basada, por ejemplo, en el GPS de tu teléfono u otras formas de localización (como Bluetooth). También podríamos obtener datos de los sensores (información acerca de la velocidad de tus movimientos, para saber si vas corriendo, caminando o en algún transporte)”, cita la nueva política.

Sobre la información bancaria, una de las mayores preocupaciones de los usuarios del servicio pagado, el texto explicaba que “tu información de tarjeta de crédito o débito (como la fecha de expiración o tipo de tarjeta) y otros datos financieros necesarios para procesar tu pago pueden ser guardados por nosotros y/o los procesadores de pago con los que trabajamos”.

Cabe destacar que Spotify se basan en un conocimiento bastante íntimo de sus usuarios y que la empresa de música streaming justificaba todo esto con servicios como Spotify Runnning, el que asegura poder sintonizar la mejor música acorde a tu ritmo de entrenamiento según las pulsaciones de tu corazón.

La información oficial que circulaba indicaba una actitud bastante extraña para lo que estamos acostumbrados a ver en este tipo de servicios e instaban a  aquellos usuarios que no se sintieran cómodos con los nuevos términos de Spotify a que “entonces por favor no use el servicio”.

Antes de que los 75 millones de usuarios de Spotify, con 20 millones de ellos suscritos al servicio de pago, comenzaran el cierre definitivo de sus cuentas, Spotify realizó una rectificación titulada simplemente como “SORRY”, en la que asumen la culpa de no haber comunicado de buena manera el proceso de cambios que están diseñando para su política de privacidad e indicaron que “si no quieres compartir este tipo de información no tienes que hacerlo“.

Sobre la información personal de sus usuarios que sería compartida, Spotify señaló que “un poco de información es compartida por necesidad. También compartimos algunos datos para asuntos de marketing, pero aquella información es despersonalizada para estos efectos”. Si bien entre las disculpas y rectificaciones de Spotify se indica que todo lo anterior se trataría de fórmulas en las que efectivamente están trabajando, en ningún caso tienen pensado aplicarlas sin el consentimiento de sus usuarios o bien usar los permisos para entrar a los dispositivos de sus usuarios.