Qualcomm revela detalles del GPU Adreno 530 que está integrado en el Snapdragon 820

Qualcomm revela detalles del GPU Adreno 530 que está integrado en el Snapdragon 820

Mayor rendimiento y consumo de energía reducida son las notoriedades del nuevo GPU.

Todo el mundo espera que Qualcomm anuncie los detalles de su nuevo procesador Snapdragon 820 porque creen que la redimirá como compañía por sus errores con el Snapdragon 810. Es probable que su anuncio deba esperar hasta el próximo año para que sea integrado en los teléfonos gama alta que serán lanzados durante el primer semestre del 2016.

Hasta ahora no tenemos muchos detalles sobre el procesador Snapdragon 820, pero Qualcomm ha dado a conocer el GPU que lo acompañará: Adreno 530. De acuerdo con el reporte de Android Police, esta unidad de procesamiento gráfico incrementa en un 40% el rendimiento sin consumir tanta energía, ya que requiere un 40% menos que su predecesor.

Qualcomm le debe este logro al proceso de fabricación de 14 nanómetros que implementó con la ayuda de Samsung. Además, no serían las únicas características a destacar, pues el GPU Adreno 530 viene con el procesador de señal de imagen Spectra que permite un procesamiento de imágenes más veloces.

(c) Android Police

Éste también es compatible con la reducción de ruido en la captura de imágenes, tiene soporte para sensores de hasta 25MP o dos sensores de 13MP, los cuales pueden usarse de forma simultánea, captura en HDR de video “zig zag” y también trae consigo significativas mejoras en el procesamiento del enfoque automático.

En el reporte también se menciona el soporte para otras tecnologías, como por ejemplo Miracast 4K30, HDMI 2.0 4K60, gráficos Vulkan, OpenGL Es 3.1 y Open CL 2.0. En cuanto a las especificaciones del procesador, la mayoría de sus detalles se desconoce por el momento, ya que como mencioné al principio, no será presentado sino hasta el próximo año.

Todo el mundo espera que esta sea la oportunidad que Qualcomm estaba esperando para recuperar el terreno perdido, aunque claro, la última palabra siempre la tiene el fabricante. Sin embargo, la lucha entre fabricantes de procesadores continúa creciendo con cada nuevo lanzamiento, por lo que queda ver cuál será la elección de las compañías.