Mercado de smartphones en Chile se mantiene en alza por dispositivos de gama alta

Mercado de smartphones en Chile se mantiene en alza por dispositivos de gama alta

La IDC predice que aunque el mercado móvil efrentará una leve baja, la venta de teléfonos de gama alta esta en un alza considerable.

La consultora IDC, una de las principales firmas de mercado y servicios de consultoría y conferencias para los mercados de Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones, indicaron que la penetración del smartphone es total y explica la estabilidad del mercado de teléfonos móviles expresada en la cifra de 2.210.689 unidades vendidas durante el primer cuarto del año.

“De acuerdo al IDC Chile Smartphones Tracker Q1 2015, la variación, de tan sólo 31.482 equipos, en comparación a 2014, se debe a que el mercado está llegando a tasas de penetración del 100% de la base instalada. Por lo tanto, el recambio de un teléfono no inteligente a uno inteligente cesó, provocando que el mercado se mantenga estable”, explicó Cristián Peña, analista senior de dispositivos móviles de consumo de IDC Chile.

Asimismo, la consultora muestra que los chilenos estamos comprando teléfonos móviles de mayor gama: cerca de los USD $ 148 millones fueron las ventas de estos dispositivos, un aumento del 137% en comparación a 2014.

En gama media las ventas alcanzaron los USD $ 153 millones en el primer trimestre de 2015, un aumento de 6.8% en comparación al mismo periodo el año anterior. Eso sí, la proyección de la IDC anuncia una baja total de un 3% en el mercado de teléfonos móviles a fin de año, con un estimado de 9.200.000 unidades a vendidas entre smartphones y feature phones.

Por otro lado las tablets parecen seguir perdiendo terreno. Durante el primer semestre se vendieron 213.354 dispositivos, equivalentes a un 57% menos que el año pasado cuando se alcanzaron las 492.813 unidades vendidas.

El analista de la IDC tiene su teoría al respecto de esta baja: en primer lugar no se ha variado mucho la oferta bajo la marca de los CLP $ 100 mil, mismo motivo por el que los dueños de modelos de gama alta no sienten interés en renovar sus equipos.