Máquina de Bill Gates que obtiene agua de heces fue probada en África

Máquina de Bill Gates que obtiene agua de heces fue probada en África

La ciudad de Dakar en Senegal fue la escogida para probar las capacidades de la máquina que espera ser una solución sanitaria para países con escasos recursos.

Si has visto reality shows de supervivencia, sabes que los desperdicios humanos, tratados de determinadas formas, pueden salvarte la vida. Sin embargo, resulta difícil imaginarse a uno de los hombres más millonarios del mundo bebiendo agua hecha de heces.

Pues así lo hizo Bill Gates en el evento de presentación del Omni Processor, un proyecto financiado por la fundación Gates para filantropía. La máquina procesadora de desperdicios ocupa un espacio de casi dos autobuses y está equipada con una fuente de poder a base de vapor, un incinerador y un sistema de filtración de agua capaz de convertir 14 tonelaadas de desperdicio en agua potable y electricidad.

La máquina es parte del proyecto “Reto Reinventa el retrete” de la fundación Gates y ya ha sido probada en Estados Unidos y quienes la probaron no podían diferenciar esta agua de la que sale de la llave o la que viene embotellada.

La intención detrás del Omni Processor es hacer alcanzables los procesos de sanidad a países en desarrollo, los que sufren con más de 700.000 niños muertos al año por problemas relacionados a la higiene.

En Senegal, solamente en la ciudad de Dakar, 1.2 millones de personas no están conectadas a un sistema de drenaje para desperdicios. La gente se ve obligada a fabricar pozos, que luego ellos mismos tienen que limpiar, originándose la mayor cantidad de problemas sanitarios en la región.

Bill Gates señala que esta rama poco sexy de la tecnología sufre debido a que “los principales actores en el campo no están en contacto con estas realidades y tampoco conocen gente que viva de esta forma”. Por lo que el éxito de esta tecnología depende, por el momento, de que la fundación Gates continúe aportando dinero.