La lechuga espacial llega al menú de la Estación Espacial Internacional

La lechuga espacial llega al menú de la Estación Espacial Internacional

La lechuga es morada y fue bautizada como 'Outredgeous'.

La vida en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) debe ser larga y complicada, entre las diversas misiones de equipo, sus proyectos casi lúdicos y todo el tiempo libre que les queda entre ellos. Sin embargo esto ha detonado un suceso pequeño, curioso e histórico, este lunes los astronautas de la ISS comerán lechuga cultivada en el espacio por primera vez en la historia.

De acuerdo con un reporte publicado en el blog oficial de la NASA, Scott Kelly y sus compañeros abordo de la estación habrían estado plantando estas lechugas al interior de las instalaciones desde hace semanas y ahora por fin están listas para integrarse al menú de la comida. Las hojas, que tienen un distintivo color morado, serán limpiadas con un preparado oficial a base de ácido cítrico para comer solamente la mitad, dejando el restante para otra ocasión.

Esta peculiar lechuga, cuyas semillas estaban en almacenamiento dentro de la ISS desde hace más de un año, fue bautizada con el nombre de ‘Outredgeous’, como un juego de palabras —en inglés— divertido que combina algunas de las cualidades más obvias del vegetal plantado desde el pasado 8 de julio. Haciendo los cálculos, bastó un periodo de 33 días bajo un sistemas de luces LED de colores rojo y azul para su desarrollo.

Cabe destacar que el proyecto de Kelly no sería, en sentido estricto, el primer vegetal cosechado en el espacio, ya que en 2014 se trajo al planeta Tierra una pequeña plantación de lechuga cultivada previamente en la Estación Espacial Internacional, con el objetivo de analizarla a profundidad para asegurarse de que fuera comestible y apta para su consumo en el espacio, como podemos ver en el video que da inicio a esta nota, todo salió bien en aquellas pruebas y ahora por primera ocasión se cumplirá con el proceso completo allá arriba, sembrando, criando y comiendo, como granjeros espaciales.

Los astronautas suelen comer vegetales y frutas en el espacio, usualmente estos son enviados desde la Tierra y son consumidos casi de manera inmediata. Ahora, con la lechuga espacial la NASA estaría dando el primer gran paso hacia la creación de sus propio sistema de huertos espaciales. Algo que también servirá como terapia ocupacional a los solitarios exploradores.

Esta lechuga representa un avance importante, el culmen de décadas de trabajo que llegará a su climax en la hora de la cena. Es posible cultivar vegetales en el espacio, y estamos a unas horas de comprobar qué tan deliciosos son. Sólo esperamos que los astronautas no se indigesten.