Facebook despide a estudiante en práctica que expuso los defectos de privacidad de la red

Facebook despide a estudiante en práctica que expuso los defectos de privacidad de la red

Aran Khanna, un estudiante de la Universidad de Harvard, desarrolló una aplicación de búsqueda que mostraba la localización exacta de los usuarios con los que se comunicaba.

¿Qué datos entregamos al iniciar una conversación en Facebook? Al parecer, más de los que uno quisiera. Aran Khanna, un estudiante de Harvard que realizaba su práctica profesional en la gigante de Internet, fue despedido luego de crear una aplicación llamada Marauder’s Map (sí, como los libros de Harry Potter) que mostraba la ubicación de la persona a través del chat de Facebook.

“Cuando llegué a la universidad, Facebook Messenger se convirtió en una parte integral de mi vida digital. Rápidamente me di cuenta de que era la forma más fácil para mantenerme en contacto con viejos amigos de la escuela, gente que acababa de conocer, improvisar partidas de póquer con personas que apenas conocía, y todo lo demás”, asegura el estudiante, explicando que no se daba cuenta la “cantidad de datos que Messenger estaba revelando a las personas con las que conversaba hasta que hace una semana comencé a jugar con mi historial de mensajes”.

  

Al realizar esto, el Khanna se dio cuenta que incluso en los mensajes donde no se compartía la ubicación, la app móvil también los entregaba. Luego desarrolló una extensión de Chrome en mayo pasado donde pudo detectar todas las ubicaciones y trazar un mapa. Como consecuencia, la aplicación fue descargada por 85.000 persona.

Facebook reaccionó al respecto y pidió a Khanna que la desactivara y dos horas antes de comenzar su práctica profesional, el estudiante fue llamado por un empleado de la compañía, quien lo acusó de haber violado las políticas de usuario al hurgar en la base de datos, señala The Next Web.

Posteriormente Khanna se dedicó a trabajar en otra firma de tecnología, además de realizar un estudio sobre cómo Facebook Messenger comparte las locaciones de sus usuarios en una revista de ciencia y tecnología de la Universidad de Harvard. Según la red social, el problema habría sido solucionado, aunque según el estudiante todavía se podría ver a través de la app móvil.