Estudio señala que la música ayuda a los pacientes, pero distrae a los doctores

Estudio señala que la música ayuda a los pacientes, pero distrae a los doctores

A pesar de los efectos positivos, otros estudios advierten los peligros de que la música pueda ser muy atractiva para el equipo médico, provocando distracciones durante los procedimientos.

Un estudio publicado el sitio médico The Lancet asegura que los pacientes que escuchan música antes, durante o después de algún procedimiento, evidencian una tolerancia mayor al dolor, reduce la ansiedad y la necesidad de analgésicos, aunque advierte que a pesar de sus efectos positivos, no posee un efecto que permita prescindir de la anestesia.

La investigación liderada por la doctora Catherine Meads de la universidad de Uxbridge en el Reino Unido, asegura que el tipo de música, duración y momento en que se escuche son factores de diferenciación de muy poca relevancia, ya que sus estudios revelan que la música incluso ha tenido el mismo efecto con pacientes bajo anestesia general.

A pesar de que el uso de la música es un procedimiento no invasivo, seguro y barato, no es rutinariamente usado durante el proceso de una cirugía quizás por ignorancia o escepticismo.

Si bien la música posee un efecto positivo que va más allá de su uso médico, también puede ser una fuente de distracción. Otro estudio llamado Music and communication in the operating Theatre muestra que los doctor tienden a repetir sus instrucciones con mayor frecuencia cuando están escuchando música.

El estudio sugiere una aproximación más enfocada en el paciente, pudiendo incorporar algún tipo de dispositivo personal para escuchar música, a pesar de que el equipo médico disfrute la música durante los procedimientos.

“Si la música puede convertirse en una distracción, incluso durante operaciones, se debe concientizar a los administradores clínicos, pero también al público general quienes están siendo cuidados durante estas circunstancias”, cita el estudio.

A raíz de estas preocupaciones el equipo de Uxbridge llevará a cabo más investigaciones para estudiar el comportamiento del equipo médico en general y la posibilidad de que los pacientes puedan escoger su propia música para los distintos procedimientos y seguir ahondando en sus efectos en la recuperación física.