Astrónomos japoneses deducen origen del anillo F de Saturno

Astrónomos japoneses deducen origen del anillo F de Saturno

Una serie de pruebas de simulación por computadora es el argumento medular para explicar el origen.

Saturno es uno de los planetas más populares de nuestro sistema solar gracias a sus distintivos anillos, aún existe una cantidad impresionante de enigmas en torno a este sitio, su composición y origen. Pero esta semana un grupo de investigadores japoneses han podido al menos descifrar (en teoría) cómo fue que se formó uno de los anillos que lo circundan.

Los científicos, pertenecientes a la Universidad de Kobe, han publicado su más reciente investigación en el último número de Natural Geoscience, en donde afirman que el anillo F de Saturno se formó como consecuencia de una fuerte colisión entre partículas de hielo y rocas.

Esta conclusión, según explica Red Orbit, fue desarrollada tras la ejecución de una serie de pruebas de simulación por computadora, en donde se analizaron las múltiples colisiones entre los pequeños satélites naturales situados en las cercanías de los principales anillos de Saturno que pudieron dar origen al anillo.

La formación del anillo F, compuesto por múltiples cuerpos gélidos y ubicado a 3.400 kilómetros del principal conjunto de anillos de Saturno, tendría una explicación del fenómeno relativamente simple: al colisionar dos cuerpos de hielo y rocas con núcleos densos en un ángulo muy específico, se generaron tres anillos de partículas, desapareciendo eventualmente los dos laterales y dejando sólo el central, en el que se formaron los cuerpos celestes que circundan al planeta.

La realidad es que la única evidencia con la que cuenta esta teoría es el estudio de las simulaciones corridas en la computadora, aunque las trayectorias dibujadas y las consecuencias del impacto virtual emulado, según afirman los investigadores, encajan perfecto con la posible formación de estos anillos.