Arqueólogos descubren gran altar de cráneos sepultado bajo la ciudad de México

Arqueólogos descubren gran altar de cráneos sepultado bajo la ciudad de México

El gran Tzompantli, altar compuesto por centenares de cráneos se encontraría ubicado en lo que fue el Templo Mayor de Tenochtitlán y sería un punto clave de la época dorada del imperio Azteca.

Un grupo de arqueólogos ha descubierto en el corazón de la Ciudad de México un gran altar ceremonial de cráneos, el principal de su tipo, perteneciente a la época dorada del imperio azteca y que representa una comprobación de las antiguas tradiciones de esta cultura, en donde los sacrificios humanos eran al parecer bastante rutinarios en la antigua Tenochtitlán.

Todo comenzó como una excavación rutinaria, parte del Programa de Arqueología Urbana impulsado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en la calle Guatemala del Centro Histórico de la Ciudad de México. Al interior del predio con el número 24, a una profundidad de aproximadamente 2 metros bajo el nivel de suelo, se descubrió este tzompantli (altar ceremonial de cráneos), el cuál habría sido clave para los aztecas, según relata en rueda de prensa Eduardo Matos, uno de los supervisores del INAH en la excavación:

(C) INAH

Pensamos que es el tzompantli mayor de la Gran Tenochtitlán. Ahí iban a parar los cráneos de decapitados de diferentes ceremonias, posiblemente también sean cráneos de enemigos capturados. Se dice que el Huey Tlatoani (gobernante) cuando asumía invitaba a sus enemigos y exhibía los cráneos como una especie de advertencia.

La estructura del Gran Tzompantli, ubicada en la zona de lo que fue el Templo Mayor de Tenochtitlán, habría sido construida a base de centenares de cráneos entre 1482 y 1502, con una altura aproximada de 34 metros y 12 metros de ancho. Hasta el momento, según relatan los arqueólogos para UPI, se han rescatado algunas docenas de las osamentas, pertenecientes principalmente a adultos jóvenes de sexo masculino, aunque también hay algunos que corresponden a mujeres y niños.

Este hallazgo ha hecho tal ruido en la comunidad que hasta IB Times acaba de subir un breve reportaje a su canal de YouTube, mostrando a mayor detalle las condiciones de la excavación y el altar:

Tras la conquista española y la construcción de la ciudad que hoy es el Distrito Federal, una gran parte de la vieja Tenochtitlán quedó sepultada, de modo que es relativamente común encontrar algunos restos en esa zona al realizar alguna obra de construcción, sin embargo este altar sería el principal de los Tzompantli, de ahí la gran relevancia de su descubrimiento.