Amazon dejará de fabricar teléfonos (al menos por ahora)

Amazon dejará de fabricar teléfonos (al menos por ahora)

Un reporte indica que el gigante del comercio electrónico ha reestructurado su división de hardware.

Cuando Amazon se metió al competido mundo de los smartphones, algunos pensamos que podría marcar la diferencia. Después de todo, el Kindle se vende como pan caliente y ya habían tenido un primer acercamiento a Android. Lamentablemente para Amazon las cosas no funcionaron. Tal vez fue el precio o la estrategia de distribución, lo cierto es que la compañía ha perdido millones con el Fire Phone, y ha decidido reestructurar su división de hardware.

Según reporta el diario The Wall Street Journal, Amazon habría despedido a un buen número de ingenieros que forman parte del Lab126, la división encargada del desarrollo de hardware y que fue creada hace más de diez años para producir el Kindle. Con la salida de los ingenieros se habría reestructurado el area, dejando de lado los proyectos relacionados con el Fire Phone y una tablet de gran tamaño.

El dato viene de personas cercanas a Amazon, quienes confiaron al diario estadounidense que el ambiente en el laboratorio secreto Lab126 está lejos de ser el que tenían en tiempos del Kindle. La debacle del Fire Phone ha pegado duro en la parte anímica y el cambio en prioridades de desarrollo ha provocado que muchos ingenieros se vayan a otras empresas de tecnología.

A pesar de las pobres ventas del Fire Phone, Amazon dijo estar comprometido a lanzar más dispositivos. Al parecer esto no ocurrirá en el corto plazo, y tampoco se lanzarán otros dispositivos que se tenían en mente como una tablet de 14 pulgadas conocida por el nombre clave de Project Cairo, un stylus inteligente llamado Nitro y un proyector llamado Shimmer.

Productos como el Echo parecen no estar afectados, de igual modo un computador inteligente para la cocina del cual se dice que es capaz de reconocer comandos de voz y permite hacer pedidos a Amazon. Por supuesto que quedan fuera de la ecucación el Kindle o las tablets Kindle Fire, productos que gozan de un porcentaje considerable en los ingresos totales de Amazon.

El Fire Phone fue lanzado hace poco más de un año, en junio del 2014, e incluía una pantalla HD de 4,7 pulgadas, procesador Qualcomm Snapdragon 800, 2GB de RAM, cámara de 13 megapixeles con estabilizador óptico y la versión 3.5 de su sistema operativo Fire OS (basado en Android).

El gran problema del Fire Phone fue ofrecerlo a un precio que empataba con el iPhone y otros teléfonos de gama alta. El elevado precio se debió en parte a que incluía tecnología de punta, como la cámara inteligente o las prestaciones 3D, opciones que pasaron sin pena ni gloria entre los usuarios.