Ubisoft dice haber aprendido mucho con el "caso Watch Dogs"

Ubisoft dice haber aprendido mucho con el "caso Watch Dogs"

Ahora, la compañía solo muestra juegos que puedan correr en las plataformas finales y abandonaron los "target renders".

Para Ubisoft, E3 2015 fue el momento donde la experiencia vivida con Watch Dogs quedó atrás. Hablando con The Guardian, el jefe máximo de la compañía francesa reconoció que aquella situación les sirvió mucho a modo de aprendizaje:

Para E3 2015 dijimos 'OK, asegurémonos de que los títulos se puedan jugar y que corran sobre las plataformas en las que saldrán'. Cuando mostremos algo, lo hablamos con el equipo para estar seguros de que lo que vea el público sea lo real. Eso lo aprendimos luego del caso Watch Dogs.

Si no puede correr sobre la plataforma final, entonces es un riesgo.

En aquel lejano 2012, se presentó por primera vez aquel juego y se robó completamente el show. Nunca nadie había visto algo con tal calidad visual y la promesa que se hacía sobre las nuevas plataformas era para emocionar a cualquiera.

Luego el juego salió a la venta y hubo algo de decepción. Lo mostrado inicialmente no pasó más allá de ser un "target render", una ilusión gráfica que no pudo replicarse.

Guillemot también reconoce que los primeros juegos de una saga nunca son los mejores. "Creemos que lanzamos un buen juego para ser el primer paso dentro de una franquicia […] Pero es complejo por el multijugador, la compatibilidad con móviles y otras cosas que tal vez fueron demasiado para una primera iteración".

Se supone que la secuela de Watch Dogs está ya en desarrollo, o al menos eso es lo que decía el perfil de un empleado de Ubisoft en LinkedIn.