Tendrías 30 días para decidir si volver a Windows 7 u 8.1 al actualizar a Windows 10

Tendrías 30 días para decidir si volver a Windows 7 u 8.1 al actualizar a Windows 10

Sería posible degradar a una versión anterior a Windows 10 antes de que la licencia sea transferida.

Así como habemos ansiosos por la llegada de Windows 10 el 29 de julio, algunos no están seguros de actualizar desde las versiones Windows 7 y 8.1 aunque sea la primera vez que Microsoft ofrece una actualización gratuita de su sistema operativo. En realidad, algunos dudan de su estabilidad por ser la primera versión estable, pero es mejor no preocuparse tanto.

De acuerdo con un reconocido sitio web alemán, ComputerBase (vía gHacks), cualquiera que no necesite Windows 10 en su computadora de escritorio o portátil puede regresar a Windows 7 u 8.1 sin problema durante los primeros 30 días, ya que la licencia sería transferida a la nueva versión del sistema operativo.

Esto significaría que si el plazo ha terminado, el usuario no podría instalar la versión correspondiente de Windows 7 u 8.1 con la clave de producto y su única opción sería permanecer con el nuevo Windows 10. Es probable que Microsoft confirme la veracidad de la noticia para evitar futuros problemas con los usuarios del sistema operativo.

Cabe mencionar que quienes cuentan con Windows 7 u 8.1 preinstalados sólo podrán actualizar el equipo si los componentes de hardware están originalmente enlazados con la clave de producto y el sistema operativo, mientras que aquellos que adquirieron alguna de éstas versiones por separado, podrán descargar una ISO y usar su clave para actualizar en la misma u otra computadora, si así lo desean.