Tu smartphone ya podrá detectar si estás deprimido

Tu smartphone ya podrá detectar si estás deprimido

Los sujetos con principios de depresión usan su smartphone 68 minutos al día, en promedio.

Nuestros hábitos y conductas hablan mucho sobre nuestro estado de ánimo, como un fiel reflejo de nuestros momentos más alegres hasta aquellos grises, simplemente el patrón de nuestro comportamiento tiende a ser distinto y estos cambios podrían sugerir que atravesamos por un periodo de depresión.

Basados en esta idea un grupo de investigadores de la Northwestern University ha desarrollado Purple Robot, una aplicación móvil para smartphones que analiza nuestro ritmo de uso del dispositivo, al igual que las trayectorias que recorremos en cada día, para determinar si podríamos estar deprimidos.

(C) Knowyourmeme

Suena un poco inconexo, pero los científicos han comprobado la correlación entre estos y otros factores en la más reciente edición del Journal of Medical Internet Research, en donde tomaron a 28 sujetos de entre 19 y 58 años de edad, con la app instalada en sus dispositivos móviles y los siguieron por dos semanas, encontrando que había un nexo entre el tiempo de uso del dispositivo, los lugares visitados y el tiempo que duraba cada estadía.

Los sujetos del estudio realizaron un test PHQ-9, un examen para diagnosticar principios de depresión, antes de entregarles sus dispositivos con la nueva app instalada. Sin llegar a ser infalible y determinante, Purple Robot habilitaba una serie de funciones y sensores en los smartphones, incluyendo su GPS, que ayudaron a delimitar los parámetros con los que se complementó el estudio, al cruzar los datos con los resultados de las pruebas.

Se encontró que aquellos diagnosticados con principios de depresión pasaban un promedio de 68 minutos al día utilizando su smartphone, mientras que los sujetos sin esta condición lo usaban sólo 17. Del mismo modo que los potenciales deprimidos no cambiaban su rutina cotidiana y tenían largos periodos de inmovilidad en su hogar o trabajo, mientras que los otros mostraron mayor dinamismo en su día a día.

Aunque la investigación clama haber tenido un 87% de precisión es obvio que existen demasiadas variables por pulir, empezando por el brevísimo periodo de tiempo en el que se aplicó el estudio. Aunque funciona como un buen punto de partida para realizar mayores experimentos bajo este rubro.