Operadores de Observatorio ALMA inician negociación debido a condiciones precarias

Operadores de Observatorio ALMA inician negociación debido a condiciones precarias

Trabajan a la intemperie a más de 5.000 metros de alturas y tienen peores condiciones salariales en relación a los otros observatorios extranjeros que operan en Chile.

Chile es sinónimo de astronomía, de contar con un sinnúmero de paisajes y también de tener los cielos más limpios del mundo, algo que evidentemente atrae a comunidades científicas de todo el mundo. Pero este país a la vez también es reconocido por sus desigualdades sociales y laborales, algo que incluso es permeable a la comunidad científica nacional.

Hace sólo un mes un grupo de laboratoristas y asistentes de investigación formó el grupo Ciencia con Contrato, que develó las deficientes condiciones laborales a las que son sometidos los equipos de los proyectos financiados por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt).

No tan lejos de esta realidad es lo que viven los operarios de uno de los observatorios más grandes del mundo, el ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). De acuerdo a Víctor González, presidente del sindicato de trabajadores, el observatorio ubicado en la comuna de San Pedro de Atacama, “es el más exigente, de todos los observatorios. Se trabaja a la intemperie, a más de 5.000 metros de altura”. Sin embargo, es el que peor condiciones laborales ofrece en relación a los otros observatorios de la región.

En 2013 los trabajadores se fueron a huelga, dejando al observatorio sin funcionamiento por 17 días. En ese momento la negociación se rompió y ALMA recurrió a su inmunidad diplomática para no ser fiscalizados por la Dirección del Trabajo, consigna The Clinic. “Durante ese proceso los trabajadores dieron cuenta de que las condiciones de trabajo no eran dignas”, explica González, señalando que ahora tienen la confianza de llegar a un acuerdo y ejercer su derecho a huelga.

“Es el primer día, igual es bastante adelantado poder dar alguna opinión de cómo viene la negociación, pero haciéndonos eco quizás de la buena fe que han planteado la administración en la reunión, la verdad es que se ve mejor por lo menos de lo que fue la negociación anterior”, asegura el líder sindicalistas, destacando que el Observatorio ALMA, a pesar de ser el más nuevo y el más grande, ofrece condiciones inferiores a los otros centros sin la posibilidad de movilidad dentro de la organización o de “hacer carrera”.